El exportavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, propone, a corto plazo, "un mecanismo acordado para la puesta fuera de uso operativo del armamento, así como la desmilitarización" de ETA; "un plan de liberación temprana para los presos políticos; y un plan apropiado para el reconocimiento y apreciación pública de todas las víctimas".

En una carta escrita en la cárcel de Logroño --donde cumple condena por el 'caso Bateragune'-- y que ha sido trasladada este sábado al 'Ard Fheis', la Asamblea del Sinn Féin en Derry, en Irlanda del Norte, por el responsable de relaciones internacionales de Sortu Gorka Elejabarrieta, Otegi explica que éstos son "los elementos claves que deben ser tratados en el corto plazo para promover el proceso de paz".

Para conseguir desarrollar "estas tareas", cree necesario "el apoyo de la comunidad internacional" porque no se puede "esperar de Madrid una aproximación positiva a la resolución del conflicto", aunque afirma que "no puede ser aceptada la política inmovilista española, ni asumida como inamovible". Por ello, llama a todos los agentes "envueltos en la búsqueda de la paz" a desplegar iniciativas políticas "sin cesar".

En el escrito, recogido por Europa Press, Arnaldo Otegi afirma que "Syriza en Grecia, el Sinn Féin en Irlanda y EH Bildu en Euskal Herria, están destinadas a jugar un papel crucial en el futuro cercano, en la defensa de los derechos de la gente corriente y en la defensa de la soberanía de nuestro propio pueblo". "La determinación y el compromiso con la paz y la justicia son conceptos clave relacionados muy cerca con los procesos vascos e irlandés", asevera.

Otegi destaca que, "en una dura situación en la que el Gobierno del Estado Español había decidido no moverse ni un ápice hacia la resolución del conflicto, la izquierda abertzale decidió hacer importantes cambios en lo que respecta a su estrategia política, lo que conllevó el final de la campaña armada de ETA y una nueva política de alianzas políticas".

"Toda esta iniciativa rompedora ha estado inspirada por la unilateralidad. La negación obstinada de principios democráticos básicos por parte de Madrid, no deja otro espacio que la confrontación entre una vasta mayoría de la población vasca y Madrid", indica.

Por ello, señala que, en la actualidad, "EH Bildu cuenta con un posicionamiento político poderoso y central en la política vasca". "El éxito más importante de los últimos tiempos es la importante conexión existente entre las posiciones y discurso político de la izquierda abertzale y la opinión pública de la sociedad vasca", apunta.

DERECHO A DECIDIR

Tras insistir en que se puede "esperar de Madrid una aproximación positiva a la resolución del conflicto", subraya que "es tiempo" de que los vascos actúen por sí mismos y lo hagan "lo mejor posible para llevar los retos de la paz y el respeto al derecho a decidir al centro de la escena política".

"A pesar de la actitud de los enemigos de la paz, la actitud positiva y constructiva de la izquierda abertzale y todos los compromisos para el desarrollo de un proceso de resolución deben ser mantenidos y fortalecidos a través de todos los mecanismos democráticos disponibles", añade.

A su juicio, "la política inmovilista española no puede ser aceptada ni asumida como inamovible". "Todos los agentes envueltos en la búsqueda de la paz tienen que desplegar iniciativas políticas sin cesar y eso es de especial aplicación para la izquierda abertzale, en tanto que agente comprometido con ese objetivo integral", señala.

PLANES

Por ello, considera que "un plan de liberación temprana para los presos políticos; un plan apropiado para el reconocimiento y apreciación pública de todas las víctimas; un mecanismo acordado para la puesta fuera de uso operativo del armamento, así como la desmilitarización integran lo elementos claves que deben ser tratados en el corto plazo para promover el proceso de paz". "Y aquellos interesados en él tienen un papel clave"; remarca.

Para el exportavoz de Batasuna, "todas estas tareas necesitan el apoyo de la comunidad internacional y, particularmente, de los amigos" de la izquierda abertzale en el mundo. "El movimiento republicano irlandés ha jugado un papel muy relevante para llevar el proceso de paz vasco al lugar en el que ahora se encuentra, así que no tenemos nada que pedir a este Ard Fhéis. Confiamos en vuestro apoyo continuado y os mostramos nuestro agradecimiento una vez más", indica.

Según asegura, "grandes retos esperan a todas las personas que buscan grandes cambios", y eso se aplica "a los vascos e irlandeses que luchan por la liberación nacional y la justicia social". "Dado que la actitud es el primer paso para ganar, podría pediros que hagáis frente a nuestra tarea compartida con positividad y confianza; sonreíd y la victoria será nuestra", concluye.