A 30 años del asesinato del Che Negro, su legado sigue presente

En este octubre rebelde de 2017, se conmemoran 30 años del asesinato del capitán africano y líder de Burkina Faso, Thomas Sankara, conocido como el Che Negro.

Sankara nació el 21 de diciembre de 1949. A los 17 años comenzó su carrera militar, ocupación que lo llevó a Madagascar a principios de la década de los 70. En ese país pudo conocer los levantamientos populares contra un gobierno que permanecía sometido a Francia, pese a haber conseguido la independencia en 1960.

Su estadía en Madagascar lo acercó a los movimientos revolucionarios y a las teorías de Marx y Lenin; además de conocer las luchas de Ernesto "Che" Guevara, Nelson Mandela, Fidel Castro, entre otros, que le sirvieron para sus posteriores acciones.

El 4 de agosto de 1983, el visionario Sankara, junto a otros militares que compartían su visión, lideró la denominada Revolución Democrática y Popular en Alto Volta, antigua colonia francesa, que pese a conseguir su independencia en 1960, permanecía bajo el dominio de los colonizadores y el saqueo de las transnacionales.

Esta revolución popular tomó el poder. Con Sankara como presidente del país, se cambió el nombre de Alto Volta a Burkina Faso, compuesto por dos palabras que combinan los dos idiomas principales del país. En la lengua Mooré "burkina" significa íntegro, y en Bamanank, "Faso" se traduce por Patria; por ende, Burkina Faso significa País de los hombres íntegros.

Sankara comenzó un gobierno antiimperialista, como lo dejó claro en su Discurso de Orientación Política, emitido en octubre de 1983. Y dedicó sus esfuerzos a combatir el hambre y la corrupción; dando prioridad a la educación y la salud de los habitantes de Burkina Faso.

Además de modificar el nombre del país, Sankara escribió un nuevo himno nacional: Une Seule Nuit (Una Sola Noche). En este canto, al final del coro se entona: ¡Patria o Muerte, Venceremos!

Sankara sostenía que "para los africanos vivir como tales es la única manera de vivir libres y dignamente". Tenía claro que "la llamada ayuda extranjera sólo produce desorganización y servilismo".

Enfatizaba que "el objetivo de la revolución es que el pueblo ejerza el poder". Para el Ché negro, la victoria y consolidación de la revolución burkinabé debería pasar por la solidaridad de todos los pueblos oprimidos del mundo e intelectuales progresistas, sin que esto signifique una dependencia ideológica. Consideraba que el modelo de la revolución burkinabé no era producto de exportación y que, si bien la opresión imperialista es global, cada país oprimido, aparte de de pensar la política globalmente, debe actuar territorialmente, de acuerdo a sus características históricas y sociales especificas. Todo ello con la finalidad de devolver la confianza al pueblo oprimido en la gestión del bien público, confianza en los responsables y generar la confianza en sí mismo para alcanzar el objetivo de la emancipación nacional.

Cuatro años después de la instauración de la Revolución Democrática y Popular, Sankara fue asesinado, junto a 12 de sus compañeros un 15 de octubre de 1987 en manos de un traidor, "Blaise Campaoré", quien llamaba a su víctima "hermano" y juraba lealtad al proceso. Pero que no dudo un instante en venderse a empresas transnacionales y a quienes resistían a ceder parte de sus privilegios.

A partir del fatídico 15 de 1987 el pueblo de burkinabé vive una época de terror que perdura hasta nuestros días.

 

A 40 años de la Siembra del Comandante Pedro Araúz Palacios, ¡Honor y Gloria!

Conmemoramos un año más de aquel 17 de octubre de 1977, día en el que el Comandante PEDRO ARÁUZ PALACIOS quedó presente en el corazón de los nicaragüenses y en el de los revolucionarios del mundo tras su paso a la inmortalidad.

Palacios usó varios seudónimos, uno para cada acción, pero el más conocido fue Federico Lugo Valencia, y en ocasiones Jorge Luis o Noel.

Nació el 6 de septiembre de 1949, en Diriomo, Granada, Nicaragua. Hijo de Augusto Aráuz Miranda y de Socorro Palacios López. Realizó sus estudios superiores en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), en la carrera de Ingeniería Civil, aquí se incorpora al Frente Estudiantil Universitario (FER), destacándose por su valiosa contribución al fortalecimiento de este movimiento. Creó la escuela militar dentro del FER, lo que permitió enriquecer las filas del FSLN, desde donde coordinó una célula que en tres meses logró estructurar de nuevo al FSLN.

Para proyectar a nivel internacional al FSLN, se le asigna a Pedro Aráuz y a Juan José Quezada la misión de secuestrar un avión de LANICA, que viajaría rumbo a El Salvador, este sería desviado a Cuba, la acción se lleva a cabo el 4 de Noviembre de 1969, realizándola con todo éxito, logrando salvar las vidas de los compañeros, este fue el primer secuestro que realizó la organización. La operación se realizó en conmemoración al segundo aniversario de la caída de Casimiro Sotelo.

Posteriormente "Federico" hace una gira para promover al FSLN por Cuba, Francia y Suiza. Con Patricio Arguello, Eduardo Contreras y Juan José Quezada, viaja al Oriente Medio para participar en entrenamientos militares en los campamentos palestinos de Al- Fatah.

En 1970 participa en varias acciones que dieron gran impulso al FSLN en el campo internacionalista. Por su participación en el movimiento palestino, Pedro Aráuz y los otros compañeros son nombrados ciudadanos honorarios de ese pueblo valiente y heroico.

A mediados de 1970, el FSLN recibe un duro golpe, la mayoría de los miembros de la Dirección Urbana, fueron capturados por la Guardia Nacional. Esto provoca que Pedro Aráuz regrese a Nicaragua en 1971, para reorganizar al FSLN, ligándolo nuevamente a las masas y preparando sus cuadros políticos y militares, para volver a enfrentarse a la dictadura somocista y asestarle duros golpes.

Federico se destacaba por su experiencia en cuanto al trabajo político y el reclutamiento de nuevos cuadros, labor que era difícil por la represión de la guardia somocista. Su aporte a la formación ideológica de los militantes se reflejaba en varias de sus obras escritas, publicadas en folletos que circulaban a lo interno de la organización revolucionaria.

El agitado trabajo de Federico, lo mantenía en constante movimiento por el país, organizando el trabajo de los regionales y fortaleciendo los lazos del FSLN con las masas en barrios, comunidades y sectores de obreros. En esas labores, el 17 de Octubre de 1977 en la carretera Tipitapa- Masaya, Federico se enfrenta a la guardia somocista y cae combatiendo. El FSLN perdió entonces a un valioso dirigente, activista y organizador, que desde finales de 1973 hasta la fecha de su caída, se desempeñaba eficazmente como miembro de la Dirección Nacional.

Rescatando la Memoria Histórica Revolucionaria.

Desde la Coordinadora Simón Bolívar manifestamos en carta abierta que "La solidaridad es la ternura de los pueblos".

Con Bolívar y Chávez, decimos ¡a la carga!

Desde Venezuela, Tierra de Libertadores, a 525 años del inicio de la Resistencia Antiimperialista en América, y a 207 años del inicio de Nuestra Independencia,

Suscribe:

La Coordinadora Simón Bolívar, una Organización de Base, Revolucionaria, Solidaria, Internacionalista, Indigenista, Popular y Socialista.