Ricardo Alfonso Palma Salamanca y su esposa Silvia Brzovic Pérez, formaron parte del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), organización creada el 14 de diciembre de 1983 para luchar contra la dictadura encabezada por el general Augusto Pinochet. La pareja se encuentra en Paris-Francia bajo el requerimiento que nace a partir de que la Corte de Apelación de París anunció recientemente que examinará el 28 de marzo la petición de extradición de las autoridades de Chile contra Palma, por haberse fugado de una cárcel de ese país en 1996. Ante la posibilidad cierta de que sean vulnerados sus derechos humanos, y el ser sometido a torturas que pudieran causarle la muerte en Chile, solicitamos publicamente el asilo para el exguerrillero chileno Ricardo Alfonso Palma Salamanca, ello como garantía de que se le lleve a cabo un proceso jurídico justo, transparente, sin condenas desvirtuadas ante posturas de odio, recelo, hostilidad y rechazo, y más importante aún con derecho a una legítima defensa, como lo merece cualquier ciudadano del mundo.

Palma Salamanca, de 48 años, se escapó de una prisión de alta seguridad de Santiago de Chile en una cinematográfica fuga en helicóptero después de ser condenado. Se cree que estuvo refugiado en México, donde integró un movimiento que estaba liderado por el también chileno Raúl Escobar Poblete, alias "Comandante Emilio", quien fue detenido en julio de 2017 en ese país.

Tres meses después de la fuga, Palma hizo llegar una carta a su madre, Mirna Salamanca, donde la tranquilizaba sobre su estado de salud, pero no daba pistas de su paradero: «Madre, estoy viviendo con el corazón abierto, la vida se me iba como lágrimas en la lluvia y yo seguía mirando el sol bajo los puentes. Pero la sonrisa ha vuelto, y los ojos brillan. Hoy luzco un tono fascinante, sonrío, madre, el don de esta vida volvió como lagartija alada. Madre: estoy vivo, estoy en el mundo de la vida. Ya llegará el tiempo de una carta más larga y pausada». Al final de la carta, Palma firmaba en forma simbólica como "Richard Kimbal", el personaje de la serie de televisión El fugitivo.

En la clandestinidad Palma escribió dos libros: El gran rescate, donde detalla la fuga de 1996, y Una larga cola de acero, con la historia del FPMR y sus vivencias al respecto.

Palma y su pareja Silvia Brzovic Pérez son objetos de una aberrante persecución política del estado chileno y de quienes utilizan la figura del Senador Jaime Guzmán como mártir para beatificarle en virtud de que el partido Unión Demócrata Independiente (UDI), no ha logrado generar un nuevo líder; esos asechadores de oficio son los personajes que realmente representan el lado oscuro de la política y de los políticos que apoyaron la dictadura de Pinochet: son ellos los que deberían ser enjuiciados y encarcelados por todo el daño que le fue causado al pueblo chileno.

Palma Salamanca como guerrillero del (FPMR), combatió la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990), abandonó México y se dirigió a Cuba, desde allí junto a su pareja viajó a Francia donde fue arrestado la semana pasada en una operación conjunta de las policías francesa, chilena y española.

El sábado 17 pasado fue presentado ante la Corte de Apelación parisina, que le dejó en libertad, aunque con la obligación de personarse en una comisaría todos los días.

El Gobierno chileno hábil y sospechosamente ha instado a acelerar la extradición de Palma Salamanca, con miras a aplicar sus más rancios mecanismos de torturas contra éste luchador social. Nosotros desde esta trinchera de lucha, apelamos a la posibilidad cierta de que la petición sea denegada por parte del Estado de Francia y le sea concedido el asilo, debido a la prescripción de los delitos por los que fue condenado.