El domingo 7 de octubre se librará una nueva batalla electoral decisiva para el futuro del pueblo de Brasil y de toda Nuestra América. Como pocas veces en la historia del hermano país, dos proyectos históricos antagónicos se podrán en juego en las urnas, un momento trascendental en la intensificación de la lucha que se inició con el golpe de Estado contra Dilma en 2015 y continúa hasta el presente.


En estos años de golpe de estado continuo la desigualdad social se ha acrecentado, se han destruido derechos conquistados por los /as trabajadores y la persecución judicial, mediática y policial ha roto todos los marcos mínimos de un estado de derecho. El asesinato de Marielle Franco y el encarcelamiento de Lula da Silva son ejemplos lamentables de la situación de Brasil en la actualidad.


Desde ALBA Movimientos nos posicionamos claramente junto a los movimientos populares y el pueblo de Brasil contra el Fascismo de Jair Bolsonaro, contra el continuismo del golpe de estado y por eso queremos dar nuestro apoyo a la fórmula de Fernando Haddad y Manuela Dávila ya que representan a todo un bloque popular que clama por transformaciones democráticas y en pos de las mayorías postergadas de Brasil. Son las mujeres, los/as afrodescendientes, los/as trabajadores de la ciudad y el campo, la militancia comprometida, quienes se ven representados en esta nueva opción para derrotar al proyecto de saqueo que se quiere instalar.


Del otro lado Jair Bolsonaro es el candidato fascista, misógino y racista que busca reconstruir el proyecto neoliberal en el país. Junto al pueblo brasilero gritamos #EleNão y apostamos por la construcción de un Brasil feliz con democracia y participación protagónica del pueblo
.

Pero también, una victoria del campo popular en Brasil sería una bofetada directa contra los demás gobiernos derechistas y pro imperialistas de la región que aún no logran instalar el relato del fin del ciclo de los gobiernos populares. Una victoria de Haddad es una victoria contra Macri, contra Duque, contra Piñera y demás lacayos menores que lejos de estar cómodos en sus sillones presidenciales, evidencian la resistencia de nuestros pueblos contra el robo y la imposición de políticas antipopulares. Por eso los movimientos del continente entendemos que la de Brasil es una nueva batalla de repercusión continental.


ALBA Movimientos luchara siempre contra el fascismo, el racismo, la misoginia y la explotación. No dejaremos que pasen esta vez. Seguiremos del lado de los pueblos, apoyando a los gobiernos revolucionarios y populares en pos de un Vivir Bien de nuestros Pueblos y por la construcción de la Patria Grande.

Ele Não


Lula Livre, Marielle Vive


Haddad es Lula