El candidato a coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha afirmado que quieren ser «la alternativa a una revolución conservadora en el país liderada por el PNV», que «ha dejado de ser abertzale» y que, además, ha planteado «un golpe de estado sindical». En este sentido, ha lamentado que haya apoyado los presupuestos del PP para 2017 y esté dispuesto a «sostener también» los de 2018.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Otegi se ha referido a las declaraciones realizadas el pasado fin de semana por el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, que les acusó de sufrir «un proceso de Podemización galopante». El líder jeltzale dijo que, «cualquier día dejan la moda esa del flequillo cortado a motosierra y se dejan coleta».

En tono irónico, Arnaldo Otegi ha afirmado que «está pensando» en dejarse coleta. «Ya que tanto le gusta a Andoni, igual me saco la foto y la cuelgo en las redes sociales», ha destacado, para considerar que el presidente del PNV intenta situarles «en el extremo».

«El problema es que el PNV está liderando una revolución conservadora en el país, que ha firmado unos Presupuestos con el PP, que se sostiene en un Gobierno con el PSE con el apoyo implícito del PP, y tiene graves dificultades para explicar esto», ha asegurado.

«Al PNV no le gusta lo que no controla»

En esta línea, ha apuntado que al PNV «no le gusta EH Bildu porque le disputa la hegemonía», no le gustan los sindicatos porque «se meten en política» y no le gusta Gure Esku Dago «porque cojea». «Al PNV no le gusta nada de lo que no controla», ha precisado.

Arnaldo Otegi ha denunciado que los jeltzales han planteado «un golpe de estado sindical en el país» y no le gusta ninguna reforma de la política fiscal. «No es que nosotros nos hayamos Podemizado, es que hoy el proyecto del PNV ha dejado de ser abertzale y es un proyecto de clase, no un proyecto de pueblo», ha subrayado.

En este sentido, ha asegurado que ellos están «donde siempre, que es en el soberanismo y en la izquierda». «Ahí vamos a seguir e igual nos ponemos coleta un día. El problema de Andoni es que él no se puede cortar flequillo», ha señalado.

Otegi ha manifestado que EH Bildu «ya ha renunciado a disputarle la hegemonía en términos de partidos, sino de valores». «Nadie salta al campo para perder y nosotros entendemos que es mejor para el país que se construya sobre los valores que defiende la izquierda independentista», ha explicado.

Por ello, propuso al PNV tras las autonómicas un acuerdo con ellos y Podemos para conformar un Parlamento «que vire a la izquierda y al soberanismo». «El PNV eligió como socio al PSE y rechazó la oferta, y ahora ha pactado los Presupuestos con el PP y está dispuesto a sostener, no solo los de este año, sino los siguientes también», ha subrayado.

Futuro de EH Bildu

El representante de EH Bildu ha negado que Sortu haya ocupado casi la totalidad de los cargos en la nueva dirección de EH Bildu y ha apuntado que la formación de la izquierda abertzale «no está» en copar la coalición. «Quien lo piense, se equivoca de plano», ha asegurado.

Además, ha explicado que él siempre ha tratado de «huir de los hiperliderazgos» porque «nunca le han parecido buenos». En referencia a la petición de que haya portavocías corales, ha recordado que en EH Bildu va a haber 20 secretarías técnicas, por lo que va a haber «muchos portavoces en cada una de las áreas». «Luego, los partidos políticos, que van a seguir manteniendo su paso específico en la coalición, van a tener sus portavoces», ha añadido.

Arnaldo Otegi ha apostado por hacer «políticas de Estado, que consigan poner al país en otra sintonía», y ha abogado por «hablar con los agentes sociales, sindicales, económicos, empresariales del país, para poner en marcha una dinámica de diálogo que permita alcanzar acuerdos, compartir diagnósticos y trabajos en común».

Preguntado por si sintió alivio al saber que dentro de EA ganó el sector de Pello Urizar y no el de Maiorga Ramírez, ha afirmado que «no especialmente». «No nos metimos en eso porque no nos parecía que era una cosa buena meternos en los problemas internos de otra formación política», ha añadido.

En todo caso, ha afirmado que en el último año han trabajado con Urizar, «y todo lo que se ha hecho en EH Bildu ha contado con su aprobación y de su Ejecutiva». «Todo el camino que hemos andado se ha hecho de manera consensuada por las formaciones políticas y con los sectores independientes de la coalición, pero compartimos, en cierta manera, algunas cosas que se plantean en los sectores críticos», ha indicado.

En esta línea, ha asegurado que ellos no hacen una apuesta por «una EH Bildu monolítica o excesivamente cohesionada y que no tenga la voz plural». «EH Bildu tiene que ser la casa común de la izquierda soberanista vasca y una casa común en la que existe pluralidad, y permita la comodidad dentro de todos los sectores», ha manifestado.

A su juicio, «no se pueden perder voces en EH Bildu», pero ha afirmado que la mejor manera de garantizarlo «no es una mera coalición». «Hay que superar el modelo coalición y abrir las puertas a que la gente pueda participar», ha añadido.

Arnaldo Otegi ha dicho que, «si la gente es válida», y ha reiterado que él quiere «los mejores candidatos en todos los sitios». «Y me es exactamente igual si son de Sortu, de EA o de Alternatiba. Es que ya no se pueden hacer las cosas así», ha indicado.

Otegi ha expresado su «enorme respeto» por Carlos Garaikoetxea, que considera «una figura a preservar». «Una de la virtudes que puede tener EH Bildu es que en su seno hemos convergido diferentes sectores y culturas políticas del país, y eso me parece algo importante, algo a tener en cuenta y a preservar», ha afirmado.

Fórmula «superada»

En su opinión, «hay que dilucidar cómo se está en ese ejercicio de suma», y hay que «hacer una apuesta por que todo el mundo esté cómodo». «Lo que sí decimos es que la fórmula de sumar siglas de partidos tiene que ser superada», ha insistido.

En cuanto al hecho de que EA propusiera a Maddalen Iriarte para dirigir EH Bildu, aunque, finalmente, su candidatura es la única que se ha presentado, ha afirmado que la propuesta que él encabeza «cuenta con el aval de todas las ejecutivas de todos los partidos», incluida la dirección de Eusko Alkartasuna.

«Esta es la plancha que cuenta con el aval de todos los partidos políticos y con los sectores independientes de la coalición. En ese sentido, me siento plenamente respaldado», ha asegurado.

Según ha dicho, si es proclamado coordinador general, no va a mirar «cuál es la sigla que está detrás de la persona, sino a la persona». «No es que no queramos restar, sino que queremos sumar más sectores y hemos abierto la coalición a eso», ha asegurado. En su opinión, «esto no es un capricho político», sino que «es una necesidad».