El comandante del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Israel Ramírez, mejor conocido como Pablo Beltrán, expresó este miércoles que trabajarán en lograr un pronto reinicio del quinto ciclo de diálogos de paz de Colombia, celebrados en Quito (Ecuador). "Las élites gobernantes en Colombia hablan con todos, pactan con todos, pero le incumplen a todos", aseveró el integrante del ELN.

 “Nosotros vamos a tratar de pactar un pronto reinicio de las conversaciones en Quito”, aseguró en una entrevista exclusiva para teleSUR. La organización prefiere continuar el diálogo bajo un cese al fuego porque consideran que fluye de mejor forma.

Beltrán reiteró que era necesario acordar la reducción de la intensidad del conflicto para un nuevo cese bilateral y denunció que existen políticos de extrema derecha que pretenden "cultivar el odio".

El representante del ELN indicó que funcionarios del Gobierno colombiano amenazó al grupo insurgente incluso antes del cese al fuego. “No había acabado el cese (al fuego) cuando el ministro de la defensa comenzó a hacer amenazas”, expresó.

Sobre lo ocurrido en Barranquilla, departamento de Atlántico (norte), Beltrán explicó que fue la respuesta del ELN a las advertencias del Gobierno, hecho que, en su opinión, fue aprovechado por los medios de comunicación al ser una de las principales ciudades del país.

Asimismo, mencionó que se han invisibilizados los bombardeos por parte del Estado colombiano en zonas habitadas por comunidades indígenas, como en el departamento de Chocó (noreste). “No se tomó en cuenta, perdieron la vida varios colombianos".

Finalmente, el integrante del grupo insurgente aseveró que el incumplimiento del acuerdo de paz con la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) sirve de ejemplo para ellos. "Pareciera que el interés de la élite gobernante en Colombia es desaparecer la FARC como proyecto político".