La editorial "Ruedo ibérico" se fundó en 1961 en París de la mano de cinco refugiados procedentes del Estado español y provenientes de horizontes políticos diversos, pero unidos en el convencimiento de que había que combatir por todos los medios la dictadura franquista que se asentaba cada vez más, apoyada en una propaganda de intoxicación que iba en aumento. Restablecer la verdad histórica sobre la guerra civil, deformada por el régimen, y crear una plataforma de reflexión y de discusión sobre el presente, sin solaparse a las diferentes influencias partidistas anulando potencialidades, les pareció necesario.

La_memoria_de_ruedo_iberico_180122

El proyecto vivió con pasión y voluntad entre 1962 y 1982, veinte años en los que alumbró alrededor de 150 libros de innegable interes y calidad, asi como la publicación "Cuadernos de Ruedo Ibérico" que arropó en sus páginas decenas de artículos de análisis sobre la realidad política y social del Estado español, sobre la coyuntuta mundial o sobre los debates ideológicos que traspasaban a una izquierda entonces si en actividad y en ebullición. Un proyecto meritorio sin duda y aún más que eso heroico toda vez que fue llevado a cabo por propios medios y sin ayuda exterior, esto es sin "casarse con nadie" algo que le pasaria factura de desaparición en 1982 justo cuando el PSOE llegaba al Gobierno, adelanto gráfico quizás de la poca disposición al cambio real que iba a demostrar este partido.

De todo ello hablaremos con Alberto Hernando, uno de los partícipes en aquella apuesta tan ambiciosa como finalmente fallida que como él nos dice "hoy es recordado con devoción para así olvidarlo mejor. Olvido que nos recuerda aquel «contra Franco vivíamos mejor» que enmascara la claudicación, el acomodo y la derrota de toda una generación".

Aqui, en "La Memoria".