aritxulegi

El juez Pablo Ruz ha dejado en libertad a las cinco personas detenidas ayer en Oiartzun en relación con el ‘bosque de los gudaris’ de Aritxulegi. Mantiene la imputación de «enaltecimiento del terrorismo» y les ha impuesto comparecencias cada quince días y la obligación de fijar un domicilio.

El juez de la Audiencia Nacional española Pablo Ruz ha acordado dejar en libertad a Joakin Izagirre, Xabier Iragorri, Ramon Gaztelumendi, Ramon Sagarzazu e Itziar Iñarra, tras tomarles declaración durante cerca de hora y medio.

El magistrado mantiene contra ellos la imputación por «enaltecimiento del terrorismo» y les ha impuesto la obligación de comparecer cada quince días y de notificar su domicilio y un teléfono.

Nada más salir del tribunal especial, Ramón Sagarzazu ha denunciado que «les gustaría que fuéramos un pueblo amnésico».

Estas cinco personas fueron detenidas en el marco de la operación ‘Roble’ contra el bosque situado en el monte Aritxulegi en memoria a los militantes independentistas muertos. 

Además de los arrestados, otros seis ciudadanos recibieron citaciones bajo la acusación de «colaborar de manera activa en la organización de los homenajes» y tuvieron que declarar en el cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo durante alrededor de tres horas.

VIDEO: Sortu rechaza la operación realizada por la Guardia Civil en Oiartzun

 

La Guardia Civil destruye el ‘bosque de los gudaris’ y arresta a cuatro personas

Cinco personas han sido detenidas en Oiartzun y seis más han recibido una citación policial acusadas de ser los responsables del ‘bosque de los gudaris’ que recuerda en Aritxulegi a los militantes independentistas muertos.

La Guardia Civil les acusa de «enaltecimiento del terrorismo». Según Info7 irratia, los detenidos son Joakin Izagirre, Xabier Iragorri, Ramon Gaztelumendi y Ramon Sagarzazu. Varios ciudadanos habrían recibido citaciones policiales.

La Guardia Civil ha detenido a cuatro guipuzcoanos durante esta pasada noche acusados de «enaltecimiento del terrorismo». Según informan varios medios españoles, la operación es contra el bosque situado en el monte Aritxulegi en memoria a los militantes independentistas muertos. Info7 irratia ha podido comprobar que todas las detenciones se han producido en Oiartzun y que el Instituto Armado no ha registrado los domicilios de los detenidos. Los detenidos serían Joakin Izagirre, Xabier Iragorri, Ramon Gaztelumendi y Ramon Sagarzazu. Según informan desde Oiartzun Irratia los detenidos no han sido incomunicados y por lo menos seis ciudadanos han recibido citaciones con la misma acusación. Los citados deben acudir a las 16.30 al cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo para prestar declaración.

Además de las detenciones, vecinos de Oiartzun han denunciado que la Guardia Civil sigue en la localidad y que ha destruido el bosque plantado en memoria a los independentistas muertos. La Guardia Civil tenía orden, al parecer, de desmantelar el bosque y replantar los robles de manera dispersa. Cerca de una centena de ciudadanos se ha reunido en la plaza del pueblo para tratar de conocer la situación de los detenidos.

A las 10.30, los militares seguían desplegados en la zona con varios patrol y un helicóptero que sobrevolaba la zona.

El Ministerio español de Interior ha hecho público un comunicado en el que acusa a los arrestados de «crear un lugar emblemático, de culto y homenaje permanente a los miembros de ETA fallecidos, como espacio público para que perdure la ‘memoria’ de los mismos, y con el objetivo de legitimar su actividad terrorista y mantener vigente el ideario de la banda».

Interior les acusa también de organizar, el pasado 9 de marzo, «un homenaje» a Xabier López Peña y a Arkaitz Bellón, fallecidos en prisión el año pasado.

Movilizaciones

Para las 13.00 han convocado una movilización para denunciar las detenciones y la destrucción del bosque de la memoria de Aritxulegi en Oiartzun y una manifestación para las 20.00. A las 12.00 una concentración en Errenteria denunciará las detenciones.

La memoria de los muertos desde Txabi Etxebarrieta (1968)

El ‘bosque de los gudaris’ cuenta con más de 200 robles en recuerdo a los militantes independentistas fallecidos durante las últimas cuatro décadas. Cada año suele acoger un acto de conmemoración y memoria.

El bosque guarda la memoria de los militantes independentistas muertos entre 1968, año en el que murió Txabi Etxebarrieta a manos de la Guardia Civil, y el día de hoy. Gran parte de las personas recordadas en este bosque de la memoria fallecieron a consecuencia de disparos de diferentes cuerpos policiales o grupos relacionados con la guerra sucia.