Se trata esta vez de Urtzi y Jon. Dos años y medio a la cárcel por estar en un piquete de huelga y hacer unas pintadas.

A falta de un cuarto de hora para las 14.00 del mediodía, Jon Telletxea y Urtzi Martínez han hecho acto acto de presencia en la plaza San Pedro de Deustua. Los dos jóvenes condenados a dos años y medio de prisión por unas pintadas durante una huelga en 2012, han subido al quiosco de la plaza y una multitud les ha rodeado en apoyo.

Los gritos en solidaridad con los vecinos de Deustua han sido constantes.

La Ertzaintza que había seguido de cerca todos los actos llevados a cabo durante la mañana en el Aske Gunea, no ha tardado mucho tiempo en actuar y más de una veintena de furgones policiales se han personado en la plaza para detener a los jóvenes.

Desde el inicio de la jornada los organizadores de la plataforma Grebalariak aske! habían destacado que no se trataba de un muro popular y que no iban a oponer resistencia ante las fuerzas policiales. Cuando los agentes han intentado acceder al quiosco para arrestar a los jóvenes, la gente les ha dado la espalda y ha comenzdo a cantar ‘La Internacional’.

Ante la imposibilidad de entrar por la multitud congregada rodeando el quiosco, los ertzainas han reculado. Los agentes han vuelto a desistir en la segunda intentona de llegar al quiosco y se han vivido momentos de tensión.

La Ertzaintza ha pedido a los presentes que les abrieran un pasillo y les han respondido al grito de «denak gara grebalariak».

A la tercera han obligado a desmontar la carpa informativa y han llegado hasta el quiosco. Un joven ha sido detenido, según han señalado en las redes sociales. Asimismo, han denunciado que han empujado a los parlamentarios de EH Bildu Iker Casanova y Maribi Ugarteburu.

Un ertzaina ha subido mediante una escalera y tras hablar con los jóvenes, han accedido a bajar. Primero han detenido a Urtzi Martínez y después a Jon Telletxea. El operativo se ha prolongado durante casi una hora y en las redes sociales han señalado que los agentes se han llevado a una persona detenida.