El magistrado de la Audiencia Nacional española Javier Martínez Lázaro ha tratado en repetidas ocasiones, durante la segunda sesión del juicio contra Askapena, obtener una condena a ETA por parte de David Soto y Aritz Ganboa, los dos encausados que han declarado este martes antes de que comenzaran a hacerlo los policías-perito. El juicio continúa este miércoles.

La Audiencia Nacional española acoge este martes la segunda sesión del juicio contra Askapena, que se ha reanudado con la declaración de los dos encausados que faltaban por prestar testimonio, David Soto y Aritz Ganboa.

Ambos se han negado a responder al fiscal Pedro Martínez Torrijos y a las acusaciones.

El magistrado que preside la sala, Javier Martínez Lázaro, ha preguntado a los encausados en repetidas ocasiones, incluso interrumpiendo el interrogatorio de la letrada Amaia Izko, si condenan a ETA y sus atentados.

Tanto Soto como Ganboa, en respuestas a las preguntas formuladas por la defensa, han continuado explicando el funcionamiento de Askapena y sus brigadas internacionalistas.

En cualquier caso, han negado que Askapena haya recibido órdenes de ETA u otros organismos, al tiempo que han explicado que las decisiones se toman en el marco de la asamblea.

Una vez finalizadas estas declaraciones, han comenzado a comparecer los policías que prestan testimonio en calidad de peritos.

Los tres agentes que han comparecido antes de la suspensión de la sesión han detallado los seguimientos y la elaboración de los informes sobre Askapena.

El juicio continúa mañana con la declaración de más agentes.

«Vamos a ver qué farsa se representa»

El actor y cineasta Aitor Merino, codirector y protagonista del documental ‘Asier eta biok’, ha asistido al juicio y a su llegada al tribunal ha comentado que acudía «para ver qué farsa se representa".

Ha explicado que quería mostrar su «apoyo y solidaridad con los acusados y las organizaciones a las que representan, a las que se quiere sacar de la legalidad precisamente por hacer una labor de solidaridad con otros pueblos».

Aitor Merino ha añadido que nunca ha asistido a uno de estos juicios y ha comentado: «Se parece mucho al teatro y probablemente el final ya está escrito, pero vamos a ver qué tipo de farsa en la que se representa».

Preguntado si estima que es un juicio político ha indicado: «Es una línea judicial que nunca debió comenzar y una parte de la sociedad vasca entendemos que se debe únicamente a que quieren un tipo de escenario que está obsoleto y un tipo de representación que no toca ya».

En la jornada de ayer, Gabi Basañez, Unai Vázquez y Walter Wendelin explicaron la trayectoria y el funcionamiento de Askapena en defensa de los pueblos, al tiempo que detallaron la forma en la que se han desarrollado sus respectivas experiencias de militancia dentro de la organización internacionalista de manera pública. Rechazaron cualquier vínculo con la organización ETA y, por tanto, haber recibido órdenes de la misma.