El 1 de febrero de 1980 la vecina de Deustua fue secuestrada y muerta a tiros por la ultraderecha en Madrid. Este domingo realizarán un acto en su recuerdo.

Deustuibarra renueva su compromiso para mantener vivo el recuerdo de Yolanda González
Deustuibarra ha vuelto hoy al mediodía a recordar a Yolanda González Martín, la vecina que por ser vasca y tener un compromiso político de izquierda desde muy joven fue secuestrada, torturada y muerta a tiros en 1980, en Madrid, por ultraderechistas encabezados por Emilio Hellín Moro.

0205_yolanda

A pesar de la lluvia y el viento, decenas de personas han tomado parte en el sencillo homenaje celebrado en la plazuela que lleva su nombre desde hace menos de un año, en un acto organizado por la asociación vecinal Euskaldunako Zubia y Bekoerri Kultur Elkartea, donde no ha faltado el baile de un «agurra» por parte de dos dantzaris. En el acto ha estado la portavoz de EH Bildu en el Consistorio bilbaino, Aitziber Ibaibarriaga, así como integrantes de Sare Antifaxista, que han portado una pancarta con el lema ‘‘Euskal Herria faxismo eta arrazakeriaren aurka’’ para denunciar la aparición de pintadas nazis en distintos barrios del Botxo.

Los promotores del homenaje han recordado que han pasado 37 años desde que «miembros de las cloacas del Estado» acabaran con la vida de la joven militante del PST «en el transcurso de una modélica transición». Quienes conocieron a Yolanda han subrayado que «no era una joven conformista. No estaba dispuesta a permanecer callada ni a mirar hacia otro lado ante la explotación y la injusticia. Yolanda soñaba con un mundo mejor y apostó por luchar para conseguirlo».

Deustuibarra, han manifestado, era un barrio obrero y en él «fue testigo de la precariedad y de la miseria a la que era condenada la clase trabajadora. Ella misma -han incidido- era parte de esa clase y decidió reivindicarlo con orgullo, es decir, luchando por la mejora de las condiciones de las clases más humildes y en defensa de sus derechos».

Ese compromiso, han apuntado, es el que la puso en el punto de mira de quienes acabaron con su vida, aunque 37 años después no han podido borrar su memoria. Tras años de lucha, los vecinos consiguieron que el Ayuntamiento de Bilbo diera el nombre de Yolanda González Martín a la plazuela del barrio y hoy lo han recordado. Fue, han reconocido, un gesto «tardío» pero «un hecho de justicia y reparación que ayudará sin duda a preservar su memoria». «Una placita pequeña, humilde, pero importantísima en la historia de la Ribera. Un lugar que conoció el eco de su voz y el sonido de sus pasos; y que ahora, llevando su nombre, vuelve a reconocerlos», han señalado.

No ha sido un homenaje más, ya que también se ha extendido a Isabel Rodríguez, Isa la Troska, una compañera de colegio de Yolanda González, autora del documental «Yolanda en el país de lxs estudiantes», que ha fallecido recientemente. A ella le han agradecido su aportación para que la memoria y la lucha de su vecina se preserve, algo que también se han comprometido a mantener vivo ellos. Con la frase «en nuestros corazones, en nuestras vidas, en nosotras mismas… eternamente Yolanda» ha finalizado la intervención.

Después de la ofrenda floral ante el mural en recuerdo de Yolanda, junto al que estaba una fotografía de Isabel Rodríguez con el lema ‘‘beti gurekin’’, ha tomado la palabra Asier González que ha agradecido el esfuerzo que anualmente hacen los vecinos de Deustuibarra para homenajear a su hermana y ha mencionado la lucha para que la plazuela donde estaban llevara su nombre. Tampoco se ha olvidado de Isa la Troska, a la que conoció cuando ella contactó con él para la grabación del documental, ha tenido palabras de cariño para la fallecida y sus compañeras y amigas que hoy han estado a orillas del Ibaizabal.

 

(02-02-2017) - Hace 37 años unos ultraderechistas capitaneados por Emilio Hellín secuestraron, torturaron y mataron a Yolanda González en Madrid «por ser vasca y su militancia de izquierdas». La joven vecina de Deustua tenía tan solo 19 años, se trasladó a Madrid a estudiar y era militante de PST (Partido Socialista de los Trabajadores).

El próximo domingo, 5 de febrero, a las 13.30 horas, la Asociación de Vecinos Euskaldunako Zubia de La Ribera (Riberas de Deusto y Zorrotzaurre) y Bekoerri Kultur Elkartea le rendirán homenaje en La Plazuela Yolanda González, oficialmente así denominada desde hace ahora poco menos de un año.

Emilio Hellín

Emilio Hellín, condenado por la muerte a tiros de la joven vizcaina, había colaborado con la Guardia Civil, la Policía Nacional española, los Mossos d'Esquadra y la Ertzaintza durante los últimos años. Los respectivos ejecutivos confirmaron la denuncia periodística y la familia censuró la cobertura que las FSE vienen dando desde 1980 a Hellín, militante de Fuerza Nueva y autor del atentado reivindicado por el Batallón Vasco Español.

Hellín fue condenado a 43 años de prisión pero ha cumplido tan solo 14 de ellos. En 1987, pese a haber protagonizado ya una fuga, le fue concedido un permiso penitenciario, que aprovechó para volver a escaparse. Protegido en Paruguay por la dictadura de Alfredo Stroessner, ya allí trabajó para los servicios militares y policiales. Detenido en 1990 por la Interpol, después de ser descubierto por otro medio de comunicación, recobró su libertad tan solo cinco años después. Tras ello, Emilio Hellin cambió de identidad y es en febrero de 2013 cuando otro periodista da cuenta de que el ultraderechista había colaborado con todas las policías del Estado español durante años.