Los vecinos del barrio iruindarra de Donibane han recordado esta noche a Angel Berrueta trece años después de que un policía y su hijo le mataran en su panadería. También se ha recordado a Kontxi Sanchiz, vecina de Hernani muerta en una carga de la Ertzaintza contra una protesta por lo sucedido en Iruñea.

La llegada del zanpantzar con las fotos de Berrueta y Sanchiz ha abierto el acto de recuerdo, al que han asistido decenas de vecino del barrio de Donibane. Entre los asistentes, se encontraba la presidenta del Parlamento navarro, Ainhoa Aznárez.

Se ha destacado que trece años después, el recuerdo de Angel Berrueta sigue tan vivo en Donibane como el primer día y que gracias al compromiso de los vecinos se han conseguido avances como la colocación de una placa o que el Ayuntamiento le haya reconocido como víctima de motivación política.

Una representante del movimiento popular ha destacado que Donibane sigue recordando a Berrueta y ha subrayado que "hay que seguir luchando por un barrio mejor", mientras que una portavoz de Gurasoak ha destacado que trece años después siguen reclamando verdad, justicia y reparación y ha denunciado que este pasado fin de semana se ha registrado un accidente debido a la dispersión.

Aitziber Berrueta, hija de Angel, ha agradecido el apoyo recibido y ha defendido el acto de reconocimiento a las víctimas policiales que realizaron las instituciones navarras, "ya que se ha reconocido que Angel era una víctima de motivación política".