El presidente argentino iniciará mañana una visita de Estado de cinco días a España. Macri firmará acuerdos con Rajoy, se reunirá con Aznar y dará una charla con Vargas Llosa. En compañía de Juliana Awada mantendrá un almuerzo con los reyes Felipe y Letizia.

El presidente Mauricio Macri reactivará mañana su agenda de viajes internacionales cuando llegue a Madrid para una visita de Estado de cinco días en la que se reunirá con el conservador jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, con el rey Felipe, autoridades parlamentarias y empresarios. En una entrevista previa, el Presidente dijo que viajaba para “relanzar las relaciones” luego de “más de una década de congelamiento”. Volvió a justificar el acuerdo del Gobierno con el Correo Argentino en los errores que “a veces” se cometen y minimizó las denuncias que ya acumula su gestión. “Más allá que haya denuncias todos los días, en ninguna hay nada real. Cada caso son cuestiones virtuales, no hay hechos concretos, consumados”, aseguró.

Mientras deshoja la margarita esperando que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo reciba en Washington y quede en el pasado el mal trago de haber apoyado a Hillary Clinton durante la campaña norteamericana, Macri retoma los contactos internacionales visitando a sus amigos. Rajoy, y la dirigencia del Partido Popular en general, siempre estuvieron entre sus aliados en el mundo. La excusa es la apertura de la Feria de Arte Contemporáneo-ARCO, que este año tiene a la Argentina como país invitado de honor con la participación de alrededor de 90 artistas nacionales. Pero el Presidente tiene previsto firmar con Rajoy un “plan de acción” para avanzar en iniciativas en áreas como desarrollo, infraestructura, transporte y comunicaciones, además de la firma de acuerdos.

Junto a Macri viajarán casi 200 empresarios argentinos participarán de una Misión Multisectorial de Comercio e Inversiones y se realizarán foros de negocios con mesas redondas sectoriales. Macri se reunirá también con representantes de compañías que integran el IBEX 35, las principales de la Bolsa de Madrid, muchas con inversiones en el país.

Macri viajará acompañado por su esposa Juliana Awada, la canciller Susana Malcorra, y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, de Producción, Francisco Cabrera, y de Cultura, Pablo Avelluto, además del secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Mañana lo recibirá en el aeropuerto el embajador Ramón Puerta y su primera actividad está prevista para el miércoles cuando asistirá a una sesión conjunta del Congreso de los Diputados y del Senado y depositará una ofrenda en la Plaza de la Lealtad. Posteriormente, la oportunidad para la revista Hola será en la bienvenida que le ofrecerán los reyes Felipe y Letizia con un almuerzo de honor en el Palacio de la Zarzuela. En tanto, la alcaldesa Manuela Carmena le entregará las llaves de Madrid.

El jueves, Macri mantendrá una reunión oficial con Rajoy, luego de la cual suscribirán una declaración conjunta y brindarán una conferencia de prensa.

El viernes, saludará a los CEOs de las compañías asistentes al Foro de Negocios, Comercio e Inversión y participará de la apertura de un evento junto al presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrian.

La agenda de actividades se extenderá hasta el sábado. Hay previsto reuniones con ex presidente del Barcelona, Joan Laporta, el ex presidente de gobierno José María Aznar, con deportistas argentinos radicados en España y hasta realizará un coloquio público con el escritor peruano y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, un célebre opositor a los gobiernos progresistas de la región.

Como para calentar motores, entrevistado por el diario madrileño El País, Macri sostuvo que “el kirchnerismo nos llevó al borde de chavizar Argentina y tuvimos que luchar mucho para evitarlo. Sé lo que está sufriendo el pueblo venezolano. Hay que seguir una posición firme, sin eufemismos, diciendo que en ese país no se respeta la democracia, los derechos humanos”.