Miles de personas marcharon el martes en La Paz convocadas por diversas organizaciones sociales afines al gobiernista Movimiento Al Socialismo (MAS) y en un encendido mitin advirtieron que la "mentira" amenaza a la revolución y la democracia boliviana, en alusión a la oposición y a una campaña de desprestigio contra el presidente Evo Morales.

 Con el estribillo "Evo sí, mentira no", hombres y mujeres del campo y la ciudad se congregaron en inmediaciones del estadio Hernando Siles para repudiar el 'Día de la Mentira', denominado así tras la derrota de Morales en el referendo del 21 de febrero del año anterior (21F).

En esa consulta, el 'No' a una reforma constitucional para habilitar al líder socialista a una nueva elección se impuso por poco al 'Sí'. (51,34% contra 48,66% de los votos).

"Hombres y mujeres del campo y la ciudad se han movilizado en todos los departamentos del país para declarar el Día de la Mentira, para hacer un desagravio a la democracia y, además, reafirmar el compromiso de seguir llevando adelante el proceso de cambio sobre la base de la verdad", manifestó el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, Feliciano Vegamonte, uno de los principales oradores.

El oficialismo sostiene que el 21F es un día "nefasto" para la democracia boliviana porque se manipuló el referendo con una campaña de mentiras para que Morales quede fuera de la contienda electoral de 2019, aunque el MAS asegura que tiene al menos cuatro puertas constitucionales para habilitar como candidato al mandatario indígena.

Las muestras de apoyo a la nueva postulación de Morales se replicaron en el interior del país, solo en La Paz unas 200.000 personas llamaron a superar la mentira, según Vegamonte.

"Es histórico esto, yo solamente lo comparo con el cabildo del millón que hace algunos años vivimos (en La Paz) por el tema autonómico. El pueblo está diciendo que no está de acuerdo con la mentira. La Paz dijo Sí, no pueden decirnos que dijo No", remarcó por su parte el ministro de Economía, Luis Arce, que también participó en el mitin.

Esa concentración de organizaciones sociales, militantes del MAS y autoridades, demandó a la oposición respeto a la expresión democrática del pueblo y que enfrenten a Morales en las urnas, sin mordazas.

"Bolivia está exportando modelos al mundo para combatir al capitalismo, al cambio climático, la desigualdad, la pobreza", subrayó en esa concentración, el embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas, Sacha Llorenti.

El Gobierno nacional y las organizaciones sociales tienen como meta común el cumplimiento de la Agenda Patriótica 2025, que busca acabar con la pobreza extrema, industrializar los recursos naturales y universalizar los servicios básicos, entre otros, puntualizó, otro de los oradores, el diputado del MAS, Franklin Flores.

Morales se convirtió en 2006 en el primer presidente indígena en la historia boliviana y fue reelecto en dos oportunidades (2009-2014).

La nueva Constitución permite solo dos mandatos consecutivos, pero un fallo del Tribunal Constitucional estableció que el primer mandato de Morales (2006-2010) no cuenta porque el país fue refundado en 2009.

La mentira que hizo perder a Evo Morales el referendo en Bolivia