Líderes feministas de Paraguay, Colombia y Brasil expresaron los motivos por los que impulsan el paro en sus países. La violencia machista con su extremo, los femicidios, la desigualdad, son los ejes de sus reclamos.

“Este paro es contra el patriarcado y el capitalismo que nos explota. La fuerza y la resistencia de las mujeres se ven y están en marcha”, dice a PáginaI12 Alicia Amarilla Leiva. Y agrega: “Es un proceso de acumulación de conciencia. Ojalá podamos forjar esa sociedad nueva que anhelamos tanto las mujeres”. Tiene 35 años, es campesina, madre soltera de un hijo de 10 años y hace 12 encabeza la Coordinadora Nacional de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (Conamuri), de Paraguay, una de las más de setenta organizaciones e instituciones que mañana se sumarán al Paro Internacional de Mujeres en ese país. La histórica huelga se hará sentir a lo largo y ancho de Latinoamérica en ciudades más populosas y más pequeñas, como parte de ese gran movimiento que enlazará a mujeres de más 50 países, que harán temblar la tierra contra las violencias machistas, los femicidios y la desigualdad que las afecta en las distintas esferas en las que transcurren sus vidas cotidianas. Están convocadas más de 300 marchas en el mundo.

El paro se expresará con distintas acciones en Latinoamérica, además de Argentina, en Uruguay, Brasil, Bolivia, Perú, Chile, Ecuador, Colombia, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras, México, Panamá, República Dominicana y Puerto Rico. En cada territorio, en cada geografía, hay demandas puntuales también. En Uruguay, el PIT-CNT, la central sindical única, adhirió a la medida de fuerza y convocó a un paro general de 16 a 22 horas. “Está prevista una marcha a las 18 en la que participarán organizaciones sociales en contra de la violencia de género”, confirmó anoche a este diario Milagro Pau, secretaria de Género, Equidad y Diversidad del PIT-CNT.

“Voy a parar porque en Colombia entramos en un proceso de paz pero aún continúan las violaciones de los derechos de las mujeres y por eso en Medellín la consigna para este 8 de marzo es “Paren la guerra contra las mujeres, construyamos paz””, contó Sonia Vázquez Mejía, comunicadora social de Medellín, referente del movimiento de mujeres de ese país, como vicepresidenta de la Unión de Ciudadanas de Colombia, la organización feminista más antigua de Colombia, que logró el voto femenino hace sesenta años. Actualmente Vázquez Mejía representa a las mujeres en los consejos Municipal y Departamental de Participación Ciudadana desde donde trabaja “por la inclusión y la equidad de las mujeres en los contextos político, social y económico”, explicó la referente feminista. “Me uno al paro de las mujeres porque es una de las maneras de manifestar y apoyar la reivindicación de los derechos de las mujeres”, destacó desde Medellín. Fue concejala de esa ciudad y jefa de despacho de la Secretaría de las Mujeres de la municipalidad. “Estoy indignada porque las políticas públicas que formulamos y hemos defendido desde allí hoy se ven disminuidas por recortes presupuestarios. Voy a parar porque la violencia sociopolítica en el país sigue siendo una responsabilidad del estado y del sistema, porque he sido víctima de violencia sexual, porque el sistema de salud en Colombia es deficiente, y para que las mujeres jóvenes sepan que los derechos de las mujeres no nos los han dado, sino que los hemos tenido que ganar y que la lucha por ellos debe continuar”, dijo Vázquez Mejía.

En Paraguay, habrá distintas acciones el 8M. Adhieren al paro desde las universitarias hasta las organizaciones indígenas que estarán en 11 departamentos (provincias) con denuncias y acciones directas. “Nuestra consigna es: “Si nuestro trabajo no vale, produzcan sin nosotras”, contó a este diario la dirigente campesina de Conamuri. “Para nosotras –destacó– es importante el avance de la conciencia feminista en América latina y en el mundo”. Las campesinas e indígenas pararán contra la violencia institucional, los femicidios, la invasión de la agricultura intensiva y el monocultivo en sus territorios, contra el envenenamiento que producen los agrotóxicos, y para visibilizar las situaciones de pobreza y las diferentes formas de violencia machista que sufren las mujeres en el campo. Amarilla Leiva vive en el departamento Caaguazú.

En Brasil, se realizarán acciones en más de 60 ciudades, de las cuales 22 son capitales de estados, contó a este diario Mariana Bastos, periodista de Río de Janeiro y promotora del paro internacional de mujeres en ese país. Los sindicatos no llaman al paro. A pesar de las diversidad y extensión del territorio brasileño, y de sus realidades, las mujeres se sumarán a la convocatoria con dos demandas unificadas: contra la violencia machista y los femicidios, y contra una reforma previsional que impulsa el Gobierno federal para aumentar la edad jubilatoria de las mujeres y equipararla con la de los varones. “Con este proyecto nos están diciendo que nuestro trabajo en el hogar, no remunerado, no cuenta, no vale nada”, apuntó Bastos. Y contó que uno de los objetivos también es difundir entre las mujeres que es tan importante parar las actividades reproductivas, domésticas, como las productivas.

La Coordinadora Feminista de Euskal Herria se adhiere al paro internacional de mujeres
La Coordinadora Feminista de Euskal Herria se ha adherido al paro internacional de mujeres, convocado para este miércoles, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Además, ha convocado manifestaciones para ese día en las principales ciudades de Euskal Herria. Las marchas llevarán por lema «Contra la barbarie heteropatriarcal capitalista. Feminismoa zorroztu!».

Img_20170306_110757

La Coordinadora Feminista de Euskal Herria ha anunciado su adhesión al paro internacional de mujeres convocado para este miércoles, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. «Si las mujeres paramos, todo para; si el trabajo doméstico para, todo lo demás para», han señalado las integrantes de la coordinadora, que han invitado a la ciudadanía a participar en las movilizaciones convocadas en las capitales de Euskal Herria. La manifestación de Bilbo partirá a las 19.30 desde el Arriaga, la de Iruñea a las las 20.00 desde la plaza del Castillo, la Donostia desde el Boulevard a las 19.00, la de Gasteiz a las 20.00 desde la plaza San Antón, y de Baiona a las 18.30 desde el Ayuntamiento.

Estas levarán por lema «Contra la barbarie hetereopatriarcal capitalista. Feminismoa zorroztu!». «Afilamos el feminismo para defendernos de la violencia machista. Para resistir a las agresiones en el mercado laboral. Para proteger la tierra en la que habitamos. Afilamos el feminismo, nuestros saberes y prácticas políticas, nuestras alianzas y redes para generar una nueva hegemonía que nos permita una transformación social profunda. Afilamos nuestras armas para construir una nueva civilización, capaz de asegurar una vida digna para todas», han explicado en una rueda de prensa ofrecida en Gasteiz, una ciudad en la que, durante el año pasado, «la Policía Local ha intervenido cada día, por lo menos una vez en una agresión machista».

«Pero no todos los agresores han sido detenidos, ni la mitad de ellos lo han sido. Hace falta que la mujer agredida muestre pruebas físicas claras de violencia, es decir, si la mujer no tiene heridas o no hay testigos de que haya sido agredida no se efectúa detención alguna. Y nosotras nos sentimos doblemente agredidas cuando las instituciones supuestamente responsables de proteger nuestra integridad y nuestros derechos nos abandonan a nuestra suerte, no cumpliendo los protocolos establecidos o multando por la Ley Mordaza cuando se ponen en duda sus procedimientos», ha destacado Alitxu Martínez del Campo.

Asimismo, ha advertido de que durante los dos primeros meses del año se han producido numerosas agresiones machistas en la capital alavesa, «y el balance hasta ahora nos hace temer que el recuento macabro al final del año sea todavía mayor que el del año pasado. Por eso interpelamos a las instituciones responsables, al Ayuntamiento, al Gobierno vascongado y al partido político en el poder a poner remedio, les instamos a no ser parte responsable de este puzzle de opresión física, sexual y económica que se ejerce sobre las mujeres. No queremos declaraciones de intención, no queremos fotos, queremos hechos, queremos que cumplan de una vez con su obligación de garantizar la seguridad de las mujeres, porque nos están matando».

Cronología de la historia del Paro Internacional de Mujeres. ¿Cómo surgió el PIM?
Siguiendo el ejemplo de las islandesas, que fueron las primeras mujeres que convocaron a un paro nacional (1975), las mujeres polacas realizan una huelga de un día. El paro fue convocado contra el proyecto de ley que intenta introducir la penalización del aborto, incluso del aborto espontáneo o del realizado como consecuencia de violación. Al principio, los gobernantes banalizaron la protesta diciendo que las mujeres salieron a las calles para “pasearse” pero esa misma semana la ley fue rechazada por el parlamento. El paro polaco obtuvo mucha resonancia en el resto del mundo.

19 de octube de 2016 – En respuesta a una semana en la que sucedieron 7 femicidios y luego de un fin de semana en el que las mujeres fueron reprimidas en la marcha del Encuentro Nacional de Mujeres en la Argentina; se lanzó una convocatoria en las redes sociales de manera auto convocada y las organizaciones de mujeres y feministas, entre ellas el colectivo Ni Una Menos, se sumaron a organizar un paro de una hora y movilizaciones masivas en Argentina. Esta marcha se replicó en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe.

23 de octubre de 2016 – Segundo paro polaco contra la violencia y la ignorancia, por parte del estado, de las problemáticas de las mujeres.

Al ver tanto movimiento feminista, las mujeres del equipo polaco emprenden la misión de conectarse con movimientos de otros países para organizar una acción conjunta en el futuro. Establecen contacto con las mujeres que dieron apoyo al paro polaco: Corea del Sur, Rusia y después con Argentina, así se crea el grupo en Facebook donde se suman Irlanda, Israel, Italia. Se decide que el grupo será bilingüe, español-inglés.

Al final de octubre de 2016, este grupo – ya bajo el nombre del Paro Internacional de Mujeres – tiene preparado un lema “Solidaridad es nuestra arma” y un llamamiento a la huelga, traducido a varios idiomas.

31 de octubre de 2016 – Las mujeres polacas escriben a Ni Una Menos Argentina invitando a sumarse al Paro convencidas de que “sin una consolidación mundial no vamos a conseguir lo que nos proponemos. Lo mejor que podemos hacer es salir en solidaridad con otras mujeres, porque todas estamos viviendo lo mismo: una fuerte consolidación machista en el momento de una crisis mundial. Cada país tiene sus razones, porque el machismo tiene varias facetas. ”

Se decide que el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, será la primera acción solidaria y se elige la fecha del 8 de marzo para el Paro Internacional de Mujeres. Mientras tanto, se van sumando otros países y se forma un equipo de trabajo internacional. Con los acontecimientos en los EEUU y la Marcha de las Mujeres a Washington, otra vez crece la atención mundial acerca de los asuntos de las mujeres. El Paro Internacional de Mujeres (PIM) entra en contacto con unas de las organizadoras estadounidenses y el 21 de enero realiza en algunos países las marchas de apoyo.

¡Ahora somos 44 países, incluyendo Alemania, Argentina, Australia, Belgica, Bolivia, Brasil, Chile, Corea del Sur, Costa Rica, la República Checa, Ecuador, Euskal Herria, Inglaterra, Francia, Guatemala, Honduras, Islandia, Irlanda del Norte, la República de Irlanda, Israel, Italia, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Républica Dominicana, Rusia, Salvador, Escocia, Suecia, Togo, Turquía, Uruguay, Venezuela y Estados Unidos!