El Plantón Mundial por las niñas de Guatemala se realizó este martes en las plazas y parques del país centroamericano y frente a las embajadas de todo el mundo para exigir justicia y manifestar solidaridad por la tragedia que le quitó la vida a 40 niñas de un albergue el 8 de marzo.

 "El Estado de Guatemala, es el más alto responsable de este femicidio institucional, masacre en la que están implicadas instancias y funcionarios señalados con anterioridad de presenciar, tolerar y cometer abusos, torturas y violaciones sexuales contra niñas, niños y jóvenes que rompieron el silencio y se atrevieron a denunciar las atrocidades ejercidas en su contra", destacó la convocatoria.

El suceso reveló la oscura realidad en la que vivían los menores. Las numerosas denuncias que el Estado nunca atendió, resultó en una tragedia que ha causado conmoción a escala internacional.

En la zona 3 de Xela los asistentes al plantón demandaron justicia por las 40 niñas que perdieron la vida.

Distintos grupos y colectivos de Panamá también respondieron a la convocatoria bajo la consigna #NiUnaMenos.

El 8 de marzo mientras Guatemala y otros países del mundo conmemoraban el Día Internacional de la Mujer para reivindicar la lucha por sus derechos, dentro del Hogar Seguro Virgen de la Asunción 60 niñas permanecían encerradas bajo llave por un supuesto intento de fuga registrado la noche anterior.

La versión de la policía señala que antes del incendio supuestamente hubo un motín organizado por las adolescentes en el módulo Mi Hogar.

"Comenzamos a golpear la puerta para que nos abrieran y no nos abrían", declaró una de las menores que logró sobrevivir, citada por el portal Nómada.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, admitió la responsabilidad del Estado en el siniestro y ordenó el cierre temporal del albergue y los menores que allí residían fueron trasladados a otros centros.

En una entrevista para teleSUR, Jorge de León Duque, procurador de DD.HH. de Guatemala, manifestó que indudablemente hay responsabilidad por parte del Estado “porque no ha sido capaz de garantizar la vida de las niñas que estaban bajo su protección”.

“Un día antes de la tragedia, presentamos como institución del procurador una acción de exhibición personal en la que pretendíamos que una jueza hiciera el conteo y la revisión de cada una de las niñas, lamentablemente la jueza no cumplió y hasta hoy no hemos recibido respuesta”, agregó.