Héctor Moreno García fue condenado por un delito de torturas por la Audiencia Provincial de Madrid en 1994. El Gobierno de José María Aznar aceptó conmutar la pena de inhabilitación especial que se le había impuesto.

El Gobierno ha nombrado recientemente nuevo jefe de Policía Nacional de Cantabria a Héctor Moreno García, un policía que fue condenado por torturas y detención ilegal en 1994 por la Audiencia Provincial de Madrid y cuya pena fue conmutada por el Gobierno de José María Aznar en 1998 junto a la de los otros cuatro policías que fueron condenados en el mismo caso.

La Audiencia Provincial de Madrid condenó a Moreno García y a otros cuatro agentes de policía a la pena de 48 años de inhabilitación especial y a cinco meses y medio de arresto por torturas y de detener ilegalmente a siete personas, entre ellas un abogado. Los hechos por los que fueron condenados sucedieron la noche del 29 de abril de 1982, cuando siete policías detuvieron en el barrio de Malasaña de Madrid a varios peatones "sin causa alguna".

La sentencia recogía, tal y como señala la noticia del diario El País en 1994, que Héctor Moreno García restregó la cabeza de uno de los detenidos por la basura. El juez reflejó en el texto que los detenidos fueron puestos en fila en comisaría con las manos apoyadas en la pared mientras los policía les llamaban "canallas e hijos de puta" y les decían que les iban a matar a todos. Asimismo, el texto refleja varias agresiones a los detenidos.

El Gobierno de José María Aznar estudió el "expediente de indulto" de Héctor Moreno García el 3 de julio de 1998 y decidió conmutar "la pena de inhabilitación especial impuesta, por otra de suspensión por el plazo de seis meses y un día" con la condición de que "no vuelva a cometer delito doloso durante el tiempo de normal cumplimiento de la condena".

Sólo dos años después de haber sido condenado por un delito de torturas, en 1996, Moreno García fue ascendido a inspector jefe y, seis años después, en 2002, fue nombrado comisario. El policía ha sido jefe de Brigada en Bilbao, jefe de Interpol en la Comisaría General de la Policía Judicial, jefe de la Unidad de Relaciones Comunitarias y Bilaterales en la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, así como responsable de la Brigada Central de Investigación en la Comisaría General de Policía Judicial.

Compromiso con la "seguridad y la libertad"
El nombramiento de Héctor Moreno García fue publicado en el Boletín Oficial del Estado el pasado 28 de marzo. El ministro del Interior y responsable de su nombramiento, Juan Ignacio Zoido, destacó el pasado 6 de abril que tiene "muchísima confianza" en el nuevo jefe superior de la Policía Nacional de Cantabria. Durante la rueda de prensa, Zoido subrayó el compromiso del Gobierno de España con la "seguridad y libertad" y, sobre todo, con el ejercicio de los derechos de todos los ciudadanos.

Sin respuesta de Interior
Este diario ha tratado obtener una respuesta de Interior que acompañara a la información publicada. Sin embargo, a pesar de haber contactado por primera vez el pasado miércoles, hace hoy una semana, este diario no ha recibido ninguna respuesta. Así, el pasado miércoles, Público contactó con Interior, con Policía Nacional y con la Policía Nacional de Cantabria.

En un primer momento, Interior derivó en la Policía Nacional y esta lo hizo en la delegación de Cantabria, que volvió a remitir al periodista a Interior. Fue entonces cuando, una vez completado el círculo, desde Interior se nos pidió que mandáramos un e-mail con la petición. Ayer, por el martes, este periódico volvió a contactar con Interior para obtener una respuesta que aún no ha llegado.

Lista de torturadores ascendidos

El nombre de Héctor Moreno García se suma a la lista de policías y guardias civiles condenados por torturas que luego fueron ascendidos y muchos de ellos indultados