A través del Comité de Derechos Humanos de la ONU se conoció sus apreciaciones sobre la aplicación de los Derechos Civiles y Políticos en varios países del mundo, pero sobre todo llama la atención en dos, España y Venezuela, el primero, reprobó duramente hasta en 26 apartados, el segundo, aprobó y con algunas recomendaciones de la mencionada instancia, esto pone en evidencia y contradice la matriz de opinión impuesta hasta la saciedad por los medios de comunicación de masas españoles, reseña resumenlatinoamericano.org.

Las observaciones finales refirieron los aspectos positivos de la ejecución en Venezuela del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), ratificado por este en 1978. También resaltaron las principales áreas de preocupación en la materia para los expertos y detallaron recomendaciones de acción por parte del Comité.

A la par se divulgó el informe Observaciones finales sobre el sexto informe periódico de España, frente a una representación integrada por seis Ministerios, Fiscalía General y Misión ante Naciones Unidas, el país europeo tendrá que repetir el curso de Derechos Humanos después de que el Comité le haya suspendido un puñado de asignaturas con títulos tremendos: Expulsiones en caliente, Racismo policial, Desigualdad de género, Violencia machista, Trata de personas, Ley Mordaza, Esterilización de discapacitados, Aborto ilegal, Centros de Internamiento de Extranjeros.

Parte de los análisis que informó y destacó el Comité ante el examen que enfrenta España:

RACISMO POLICIAL. Naciones Unidas afea la existencia de «controles policiales basados en perfiles raciales y étnicos, en particular los romaníes». Pide a España que «elimine el uso de perfiles étnicos por los policías y funcionarios», que se «incremente la capacitación para esos agentes sobre sensibilidad cultural» y que «lleve a los responsables ante los tribunales»

DISCRIMINACIÓN. El informe refleja «discriminaciones» a inmigrantes y minorías étnicas «en el acceso a la vivienda, educación, empleo y salud».

ESTERILIZACIONES FORZADAS. La ONU critica la «esterilización forzada a personas con discapacidad, cuya capacidad jurídica no se reconoce». El Comité exige que se «obtenga el consentimiento informado de las personas con discapacidad».

DESIGUALDAD DE GÉNERO. Las mujeres están «insuficientemente representadas en los puestos decisorios». Inquietan las «notables diferencias salariales entre hombres y mujeres».

VIOLENCIA MACHISTA. Naciones Unidas apunta la «persistencia» de la violencia machista y alerta sobre el «alto grado de violencia que sufren las inmigrantes, que no suelen denunciar las violaciones sufridas». Propone «aumentar» la protección a las mujeres de origen romaní e «investigar» las denuncias de mujeres «especialmente vulnerables y marginadas».