Venezuela y su gobierno, que se sostiene sobre bases sólidas de respeto a los Derechos Humanos, se ha convertido en blanco a atacar porque es ejemplo para el mundo en lo que se refiere al respeto y protección de los derechos inherentes a todo ser humanos, sin distinción, subrayó este lunes la ministra para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez.

"El modelo de Derechos Humanos de Venezuela es un modelo reconocido internacionalmente", razón por la cual "vemos que es un objetivo a atacar porque señala la realización de un modelo de ejercicio político, señala un modelo en cuanto a la concepción de un Estado que promueve y garantiza los Derechos Humanos", indicó la canciller en declaraciones telefónicas ofrecidas a Venezolana de Televisión.

En ese sentido, recordó que hace unos días la patria bolivariana expuso ante más de 100 naciones sus avances en esta materia, durante la presentación del informe nacional de DDHH ante el comité del II Examen Periódico Universal (EPU), del Consejo de DD.HH de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que realiza su 34 periodo de sesiones en Ginebra, Suiza, y donde se realizó un reconocimiento público a Venezuela.

Mencionó que además el país asumió más de 70% de la recomendaciones dadas por las naciones presentes, mucha de las que —agregó— Venezuela viene dando pasos importantes desde hace algún tiempo, y cuyos resultados pueden ser mostrados en un debate claro y respetuoso con otros gobiernos del mundo, dijo.

"Es mucho lo que Venezuela tiene que decir, lo que nuestro país tiene que decir sobre el modelo inclusivo, promovido a partir de la Revolución Bolivariana", subrayó.

Rodríguez —cuyo padre fue torturado y asesinado por agentes de los gobiernos de la Cuarta República— mencionó la importancia que tiene para el país las políticas de protección de los DDHH impulsadas por la Revolución Bolivariana.

"Quienes fuimos víctimas directas de violación de los DDHH durante la Cuarta República sabemos el valor infinito que tiene un Gobierno, una Revolución, en promoción directa, en la garantía directa, en la protección directa de los DDHH", indicó, al tiempo en que señaló el compromiso de mantener vivo el legado del comandante Hugo Chávez en ese sentido.

Asimismo, dijo que Venezuela además exige respeto, y reafirma su lucha por mantener la diplomacia bolivariana de paz "en nuestro accionar, en nuestra actuación, el respeto; el respeto al derecho internacional, a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas".

"Somos profundamente respetuosos y exigimos, en esa misma medida, que se respete a nuestro país", dijo y agregó que en las relaciones entre los Estados debe privar las relaciones de respeto recíproco y de igualdad jurídica.

COMUNICADO: Venezuela condena en la OEA campaña injerencista de Almagro
La Misión Permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) condena la campaña de agresiones que promueve el secretario general de este organismo, Luis Almagro, en contra de la soberanía del país suramericano.

En un comunicado, divulgado en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores, los representantes del país ante el organismo rechazan los reiterados ataques de Almagro y voceros de la derecha nacional, quienes promueven la injerencia y ataques contra la integridad de la patria venezolana.

A continuación el comunicado

La Misión Permanente de la República Bolivariana de Venezuela en la OEA

La Misión Permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) deplora nuevamente las actuaciones del Señor Luis Almagro, quien en su desafuero y provocadora campaña político mediática contra el Gobierno legítimo y constitucional de Venezuela, ha convocado para el 20 de marzo de 2017 a una conferencia de prensa con militantes del partido político venezolano "Voluntad Popular", utilizando una vez más los espacios de la OEA con fines proselitistas, violentando, no solo los principios de no intervención en los asuntos internos de los Estados, convivencia pacífica y buena fe, contenidos en la carta de la OEA, sino también la normativa interna de la Organización que expresamente señala "Los programas o funciones de los edificios de la Organización de los Estados Americanos, o cualquiera instalación de la Organización, no serían políticos, ni tendrán un carácter o fin análogo (Memorandum Administrativo Nº68).

Con su convocatoria a través de la página web oficial de la OEA, pretende además mostrar que cuenta con un aval institucional de los órganos políticos de la OEA, que no posee, es una iniciativa que responde únicamente a su agenda de odio personal contra un Estado miembro. Ello es una muestra más del duro golpe a la institucionalidad de la OEA.

Al denunciar estos hechos, solicitamos al Presidente del Consejo Permanente que se inicien las consultas con los Estados miembros a los fines de velar por la observancia de las normas que regulan el funcionamiento de la Secretaría General.

La Misión Permanente de la República Bolivariana de Venezuela solicita muy respetuosamente al Excelentísimo Presidente del Consejo Permanente que reciba esta nota como una protesta ante la convocatoria realizada por el Señor Almagro para una "discusión" sobre asuntos internos de Venezuela y, que la transmita a los Estados Miembros y Observadores Permanentes ante la OEA, en los idiomas oficiales de la Organización.

Washington D.C. 19 de marzo de 2017

Al Excelentísimo Señor
Embajador Patrick ANDREWS
Representante Permanente de Belice