El presidente de Bolivia, Evo Morales, reitera una vez más su apoyo a Caracas ante las acciones injerencistas de ciertos países y en particular de la OEA contra Venezuela. “Los antiimperialistas y los movimientos sociales vamos a defender nuestras revoluciones democráticas. Venezuela no está sola”, escribió el viernes Morales en su cuenta de Twitter.

En otro tuit, Morales aseguró que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que lidera el “ministerio de colonia de EE.UU.”, contribuye a que este organismo sea capaz de “derrotar la revolución bolivariana de Venezuela”, un objetivo que no logró EE.UU., indicó.

El mandatario boliviano además llamó a la unidad entre los países latinoamericanos para poder llevar a cabo revoluciones ante el imperio con el fin de lograr la independencia. Esta parte de sus declaraciones se enmarcan en varias ocasiones en que Morales ha arremetido contra el imperialismo.

Para lograr la independencia, afirmó Morales, los países latinoamericanos deben continuar la defensa de las ideas de quienes fueron los “impulsores de las revoluciones sociales como “(Simón) Bolívar, (Hugo) Chávez y Fidel (Castro)”.

Con estos tuits, Morales reaccionó a la petición de 14 países —Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Estados Unidos y Uruguay— de que Venezuela programe un “calendario electoral” y la liberación de los “presos políticos”.

Asimismo respondió a la propuesta del 14 de marzo de Almagro, de que se suspenda a Caracas de ese organismo si no convoca elecciones generales en 30 días.

Almagro promueve junto a los voceros de la derecha venezolana la aplicación de la Carta Democrática de la OEA al Gobierno venezolano, una actitud repudiada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien asegura que la Carta Democrática “no tiene ninguna aplicación” en su país.