Este domingo 26 de marzo se cumplieron 23 años de la salida del teniente coronel Hugo Chávez de la prisión de San Francisco de Yare, ubicada en el municipio Simón Bolívar del estado Miranda, donde estuvo preso por dos años por liderar la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, junto a un grupo de oficiales patriotas.

Chávez, en compañía de los soldados del Movimiento Bolivariano MBR-200, se reveló contra el el gobierno neoliberal de Carlos Andrés Pérez, quien bajo órdenes del Fondo Monetario Internacional (FMI) implementó medidas que causaron inestabilidad política, económica y social, que tuvo su mayor impacto con la represión a la rebelión popular del 27 de

Aquella tarde del 26 de marzo de 1994, portando un liqui liqui beige, Chávez salió en libertad con la convicción de adentrarse en las entrañas del pueblo venezolano, quien lo recibió con amor para construir en conjunto un modelo político de reivindicación de las luchas sociales.

"La esperanza en la calle", era una de las frases que se podía leer en una de las pancartas levantadas por quienes lo recibían.

A su salida, Chávez se dirigió a la multitud y a los periodistas que le esperaban: "Buenas tardes a todo el pueblo venezolano, buenas tardes a todo el pueblo latinoamericano, a todos los compatriotas que me han dado esta bienvenida" dijo.

Minutos después, el líder del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) dictó lo que sería la línea de acción política que le llevaría al Palacio de Miraflores en las elecciones de 1998.

"El mensaje del MBR va a la calle, a la carga a tomar el poder político en Venezuela. Va a demostrarle a los politiqueros venezolanos que esta generación militar que tomó el camino del sacrificio va al rescate de su verdadero destino", afirmó.

Asimismo, mostró su afecto a los hombres y mujeres de la patria bolivariana: "Vamos a hacer un gran frente nacional. Pedimos al pueblo que nos acompañe en la búsqueda de la transformación estructural. Por los momentos voy en movimiento hacia el contacto con el pueblo".

"Yo estaba muy nervioso ese día, se lo confieso, nervioso. ¿Qué será de mí ahora, Dios? Habíamos planificado una rueda de prensa en Los Próceres, y un grupo de amigos puso una mesita allá, un micrófono y unos periodistas. Venía yo muy asustado, se lo confieso. Me quité el uniforme. Lloré allá en el samán y el roble, en mi querida alma máter. Me puse un liquiliqui claro y salí", rememoró Chávez, en Las catacumbas del pueblo, palabras que fueron recogidas en el libro Cuentos del Arañero.

Con los nervios a flor de piel, a la pregunta de un periodista: "¿Y ahora usted adónde va?", contestó: "Me voy a las catacumbas del pueblo".

Chávez cumplió, y comenzó un recorrido por todos los rincones de la nación, en el que llevó ssu propuesta política del "árbol de las tres raíces" (Simón Bolívar, Ezequiel Zamora y Simón Rodríguez), basada en la soberanía nacional, la justicia social, la unidad de América Latina, Fuerza Armada popular, máxima felicidad del pueblo, democracia participativa y protagónica.

Cuatro años después de llevar su mensaje político por Venezuela, Hugo Chávez se lanzó como candidato a la presidencia de la República. Ganó con un aplastante 56,2% de los votos para liderar la última revolución del siglo XX y la primera del siglo XXI, cuyas bases se fundamentan en un proyecto liberador, democrático y socialista.

Presidente Maduro: Salida de Chávez de Yare marcó el inicio de la victoria del pueblo
La salida del comandante Hugo Chávez de la prisión de San Francisco de Yare, hace 23 años, marcó el inicio de la conquista del poder para el pueblo, por lo que llamó a los venezolanos a mantener en alto las banderas de lucha bolivariana y revolucionaria.

"Como aquella multitud que lo acompañó a la salida de Yare, de la Cárcel de la Dignidad, debemos seguir con las banderas de lucha en alto, avivando la llama que encendió el comandante Chávez, para que la luz se imponga por siempre ante la oscuridad", exhortó el Jefe de Estado en un escrito publicado en su página en Facebook.

Recordó aquel 26 de marzo de 1994, cuando entonces del teniente coronel Hugo Chávez salió libre de la cárcel ubicada en el estado Miranda, donde estuvo preso por dos años por liderar, junto a un grupo de oficiales patriotas, la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, representó el "anuncio del cambio de época que se venía, donde el pueblo asumiría en definitiva el protagonismo", significó.

Chávez, en compañía de los soldados patriotas del Movimiento Bolivariano MBR-200, se reveló contra el el gobierno neoliberal de Carlos Andrés Pérez, quien bajo órdenes del Fondo Monetario Internacional (FMI) implementó medidas que causaron inestabilidad política, económica y social en el país.

"Con él salieron sus compañeros del 4 de febrero y del 27 de noviembre de 1992, y con él, nos fuimos todos, hombres y mujeres que portábamos la esperanza de un destino mejor, a luchar desde las calles de Venezuela, por conquistar el poder para el pueblo, bajo el ideal Bolivariano y Revolucionario", manifestó el jefe de Estado.

Recordó que el líder revolucionario al salir de Yare "también cumplió con su palabra de hacer posible aquel estruendoso 'Por ahora', al irse a construir una nueva forma de hacer política con el hombre y la mujer humilde, que derivó en la gran victoria de diciembre de 1999, cuando el pueblo lo convirtió en Presidente y se materializó el sueño bolivariano", recalcó.

Rememoró que entre las primeras cosas que hizo el comandante fue acudir al Panteón Nacional "a rendirle honores al Padre Libertador, a levantar frente a su lugar de reposo, las banderas de lucha que cuatro años después concretaron el triunfo electoral de 1998, que hizo posible y hace posible la construcción de una patria nueva", refirió.

El Mandatario Nacional anexó un video con imágenes de aquel momento histórico de Chávez de encuentro con el pueblo revolucionario, con la militancia del Movimiento Revolucionario 200 (MBR200) y los medios de comunicación, "el comandante Hugo Chávez y los soldados patriotas del 1992 rebelde salieron para desparramarse como la lluvia por toda Venezuela, por cada rincón, llegando a las catacumbas del pueblo donde la esperanza aguardaba para convertirse en hecho tangible y nacer como la Patria Bolivariana", destacó.

"Sigamos luchando, camaradas, con el mismo espíritu, la misma fuerza de aquel día, donde las calles se pintaron de alegría, de esperanza y construyamos nuevas victorias, por el Comandante Hugo Chávez que señaló el camino que seguimos transitando", exhortó.