El Consejo de la Defensa de la Nación, convocado este viernes por el presidente de la República, Nicolás Maduro, acordó una serie de acciones para preservar la institucionalidad de la República, tras un impasse entre el Poder Ciudadano y el Judicial.

 "Hemos estado en sesión permanente del Consejo de Defensa de la Nación, fructífera sesión de deliberación, cumpliendo y haciendo cumplir el espíritu de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 323, como mecanismo útil, pertinente, para el procesamiento de esta controversia que ha surgido, surgió y que rápidamente en la activación de este artículo hemos avanzado en importantes acuerdos y soluciones", expresó el jefe de Estado en transmisión conjunta de radio y televisión.

El Consejo de Defensa de la Nación está conformado, además del jefe de Estado, por el vicepresidente Ejecutivo, Tarek El Aissami, el ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, la ministra para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, el ministro para Relaciones Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, el ministro para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas, la ministra para el despacho de la Presidencia, Carmen Meléndez, así como el presidente del Poder Moral y Ciudadano, Tareck William Saab y el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno. También fue invitado el representante del Poder Legislativo, quien no acudió.

En su alocución, el Mandatario Nacional aclaró que estos acuerdos fueron alcanzados por unanimidad y en consulta con todos los integrantes del Poder Moral y Ciudadano, conformado por la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General de la República y la Contraloría General de la República.

"Hemos llegado a un acuerdo de solución de esta controversia y puedo decir que con la lectura de este comunicado y la publicación de la aclaratoria y las correcciones respectivas de las sentencias 155 y 156 queda superado esta controversia, demostrando las capacidades de diálogo y resolución que se pueden activar por nuestra Constitución", subrayó.

En el comunicado, leído por el vicepresidente El Aissami, el Consejo acordó lo siguiente:

El Consejo de Defensa de la Nación, debidamente convocado y presidido el día de hoy por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en su condición de jefe de Estado, conforme al mandato y las atribuciones que le confiere el artículo 323 de la Constitución y la Ley Orgánica de la Seguridad de la Nación, en ocasión de la controversia surgida por la Fiscalía General de la República y la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ha decidido:

1. Ratificar que el Máximo Tribunal de la República en su Sala Constitucional es la sala competente para el control de la constitucionalidad de los actos emanados de cualquier órgano del Poder Público Nacional que colinden con la Carta Magna, así como la resolución de los conflictos entre poderes.

2. Exhortar al Tribunal Supremo de Justicia a revisar las decisiones 155 y 156, con el propósito de mantener la estabilidad institucional y el equilibrio de Poderes, mediante los recursos contemplados en el ordenamiento jurídico venezolano.

3. Reiterar que los desequilibrios y conflictos entra las distintas ramas del Poder Público Nacional se encausan mediante los mecanismo de control constitucional y la colaboración entre los poderes, los cuales son expresión del dinamismo y la pluralidad de los estados constitucionales y democráticos.

4. Destacar los loables esfuerzos del Presidente de la República como jefe de Estado, en la búsqueda de soluciones para resolver, dentro del marco constitucional y mediante el diálogo constructivo, los conflictos entre los órganos del Poder Público Nacional en atención a la independencia, la división y la autonomía de sus distintas ramas.

5. Insistir en nuestra disposición al diálogo fecundo y exhortar a la oposición venezolana a incorporarse sin demora al diálogo nacional promovido por el jefe de Estado y acompañado por Unasur, el Papa Francisco y los expresidentes Martín Torrijos, Leonel Fernández y José Luis Rodríguez Zapatero.

6. Repudiar categóricamente cualquier intervención que atente contra la independencia, la soberanía, la integridad territorial y la autodeterminación. Los asuntos de los venezolanos deben ser resueltos exclusivamente por nosotros, sin injerencia ni intervención alguna y en respeto estricto a la jurisdicción interna del Estado venezolano.

La fortaleza del sistema democrático en Venezuela y de su robusto estado de derecho, no está discusión ni entredicho. Es muestra del Estado constitucional de derecho, de justicia social y paz, edificado en un país que ha hecho de la práctica de la democracia participativa y protagónica, el vehículo para la transformación de la sociedad y la búsqueda de la mayor suma de felicidad posible.

En palabras de nuestro Libertador: "Solo la democracia es susceptible de una absoluta libertad, libertad que define como el poder que tiene cada hombre de hacer cuanto no esté prohibido por la ley". Simón Bolívar

 

(teleSUR) - Superado conflicto entre poderes en Venezuela, resalta Maduro

Este sábado el Consejo de Defensa de la Nación también acordó insistir en el diálogo como vía para solventar la coyuntura política en Venezuela.
El Consejo de Defensa de la Nación de Venezuela declaró superada la diferencia entre los Poderes Públicos de la nación suramericana, destacó la madrugada de este sábado el presidente venezolano Nicolás Maduro.

"Queda superada esta controversia, demostrando las capacidades de diálogo", indicó Maduro, quien presidió el Consejo de Defensa de la Nación desde el Palacio Presidencial de Miraflores, ubicado en Caracas.

Este viernes surgió un impasse entre los Poderes Públicos, ante la postura asumida por la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, sobre las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), órgano que en consonancia con la Carta Magna, definió las condiciones del ejercicio de la función legislativa, mientras la Asamblea Nacional (AN) se encuentra en desacato.

Por medio de un comunicado, leído por el vicepresidente Ejecutivo, Tarek El Aissami, el Consejo exhortó al TSJ a revisar las decisiones 155 y 156 de manera que se mantenga la estabilidad constitucional.

En el dictamen se ratificó al TSJ, en su Sala Constitucional, como "la instancia competente para el control de la constitucionalidad de los actos emanados de cualquier órgano del poder público nacional", así como "la resolución de los conflictos entre poderes".

Además, se insistió en la disposición de desarrollar un diálogo fecundo con la oposición, a la cual invitaron para "unirse sin demora" a las pláticas, que son respaldadas por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Vaticano y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana), y Martín Torrijos (Panamá).

Otra de las decisiones fue la de "repudiar cualquier intervención que atente contra la Independencia, soberanía, integridad territorial y autodeterminación" de la República Bolivariana.

En este sentido, el presidente Maduro exclamó: "Rechazo en todas sus partes el intervencionismo extranjero" por parte de algunos Gobiernos "que pretenden dictar pautas cuando sus países están en llamas".

El dato: El artículo 323 de la Constitución venezolana establece: "El Consejo de Defensa de la Nación es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del Poder Público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la Nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico".

¿De qué se trata la sentencia del TSJ?

La Sala Constitucional del TSJ anunció este jueves que asumirá las competencias de la Asamblea Nacional (AN) mientras persista la situación de desacato del Poder Legislativo.

El TSJ, a través de dos sentencias emitidas esta semana, ratificó que su tarea central en el marco constitucional es preservar el Estado de Derecho, sobre todo ante factores que pretenden desconocer el ordenamiento jurídico y violar la soberanía nacional de la nación caribeña.

La AN se encuentra en condición de desacato por el TSJ desde el 5 de enero de 2016 y mantiene ese estado hasta la actualidad por juramentar a tres diputados de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD) electos por el estado Amazonas, cuya elección el 6 de diciembre de 2015 fue impugnada debido a hechos de fraude.

La medida del TSJ es temporal y se mantendrá hasta que la AN convoque a sesión, acate la medida del Poder Judicial sobre la desincorporación de los parlamentarios y llame a elección de la nueva junta directiva.

TSJ de Venezuela revisa sentencia sobre la AN para superar impasse entre poderes públicos

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela corrigió la sentencia N° 155 y 156 sobre las competencias de la Asamblea Naciones (AN) de mayoría opositora y en condición de desacato, y la inmunidad parlamentaria.

"Se Aclara de Oficio la sentencia N° 155 de fecha 28 de marzo de 2017, en lo que respecta a la inmunidad parlamentaria. Se suprime dicho contenido", dice un comunicado emitido por el TSJ en su página web oficial.

Asimismo, indica que "en lo que respecta al punto 4.4 del dispositivo referido a que la Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por ésta o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho; cuyo contenido se suprime".