La República Bolivariana de Venezuela rechazó categóricamente, a través de un comunicado oficial, los conceptos emitidos por el Almirante Kurt Tidd, Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica, que prefiguran una agresión sobre Venezuela, al amparo de la falaz doctrina de seguridad colectiva regional.

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIOS DEL PODER POPULAR
PARA RELACIONES EXTERIORES
Y PARA LA DEFENSA
COMUNICADO CONJUNTO


La República Bolivariana de Venezuela rechaza y protesta categóricamente los conceptos emitidos por el Almirante Kurt Tidd, Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica, que prefiguran una agresión sobre Venezuela, al amparo de la falaz doctrina de seguridad colectiva regional.

El jueves, 6 de abril del 2017, el almirante Kurt Tidd declaró que: “…la creciente crisis humanitaria en Venezuela podría acabar exigiendo una respuesta a nivel regional”. Esta afirmación, cuyo propósito es crear incertidumbre e inestabilidad en el país, se enmarca en el concierto intervencionista del grupo de gobiernos que hostigan y acosan a Venezuela mediante la construcción de falsos supuestos acompañados de operaciones mediáticas y fraudes procesales en el marco de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

No es, pues, nada nuevo. Es exactamente el mismo guión que han venido repitiendo los voceros y ejecutores regionales del plan de intervención contra Venezuela para justificar sus codiciosas pretensiones sobre nuestros recursos, amenazando gravemente la paz de nuestra Patria.

Tal como lo hiciera su predecesor, el general John Kelly, a finales de 2015, este alto oficial emite opiniones capciosas sobre la situación política, económica y social del país, que sin lugar a dudas forman parte del bien conocido libreto de intromisión y provocación para justificar, alegando razones humanitarias y mediante el subterfugio de “la respuesta a nivel regional”, una futura intervención bélica en nuestro territorio, cuyo objetivo real no es otro que el derrocamiento del gobierno legítimamente constituido.

Resulta muy preocupante que tales declaraciones lleguen en este momento, cuando se ejecuta una feroz arremetida internacional contra Venezuela a través del Secretario General de la OEA y una alianza de países afines al gobierno norteamericano, por lo cual no queda la menor duda que forman parte del mismo oscuro plan de dominación que viene desarrollándose en contra de nuestro pueblo.

Alertamos a la comunidad internacional que está en marcha un plan para socavar la soberanía e integridad territorial de Venezuela, contraviniendo la Carta de las Naciones Unidas y sus principios y propósitos. Es un llamado a los pueblos de Nuestra América ante los graves acontecimientos contra nuestra Patria.

La República Bolivariana de Venezuela repudia este nuevo acto de injerencia, contrario al principio de autodeterminación de los pueblos, y ratifica el irreductible compromiso de las Instituciones de la República Bolivariana de defender la libertad, la soberanía y la independencia de la Nación, como parte del legado histórico de nuestros libertadores.

Caracas, 7 de abril de 2017

 

(teleSUR) - Comando Sur de EE.UU. tomaría acciones contra Venezuela

El máximo funcionario militar de los Estados Unidos para América Latina presentó un informe al Senado este jueves advirtiendo que Venezuela podría ser un factor "desestabilizador" en la región.

"Venezuela atraviesa un período de inestabilidad significativa el año en curso debido a la escasez generalizada de medicamentos y comida, una constante incertidumbre política y el empeoramiento de la situación económica ", así lo afirmó el Almirante Kurt W. Tidd, Jefe del Comando del Sur de los Estados Unidos en su informe al Comité de Servicios Militares del Senado.

El Comando Sur de los Estados Unidos es una fuerza militar conjunta de más de 1.201 personas, entre militares y civiles, con personal del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea, los Marines, la Guardia Costera y de otras agencias federales.

Asimismo, el líder militar dijo que las relaciones promovidas por Rusia, China e Irán con los países de la región suponen una amenaza para los intereses del país del norte. "En la última década, China, Rusia e Irán han establecido una mayor presencia en la región ... Estos actores globales ven la arena económica, política y de seguridad de América Latina como una oportunidad para alcanzar sus objetivos a largo plazo y así avanzar en áreas de interés que son incompatibles con las nuestras y las de nuestros socios ", dice Tidd en el documento.

Estas declaraciones aparecen justo cuando Estados Unidos y otros países ejercen presión sobre Venezuela, incluyendo una declaración aprobada por 17 delegaciones en una controvertida reunión de la Organización de Estados Americanos esta semana. La moción de la OEA declaró que se pide el restablecimiento de la autoridad de la Asamblea Nacional venezolana -considerada "despreciada" por la Corte Suprema del país debido a la juramentación de 3 legisladores cuyas elecciones fueron revocadas por fraude en 2016- así como la liberación de "prisioneros políticos".

Finalmente, la declaración de Venezuela como una "amenaza a la Seguridad Nacional de los Estados Unidos" aprobada por la Administración Obama continúa vigente, por su parte, los líderes venezolanos advierten desde hace tiempo que el decreto ejecutivo podría utilizarse para justificar la intervención extranjera.