El diputado del partido de derecha Primero Justicia, Juan Requesens, reveló que la intención última tras el “plebiscito” opositor del 16 de julio y la posterior “hora cero” que planean convocar apenas después, es lograr un clima de ingobernabilidad total que impida la realización de las elecciones del 30 de julio. “Lo importante es que convoquemos la hora cero y definitivamente paralicemos Venezuela“, señaló. Si, a pesar de eso, se hiciera la Constituyente, “¡se viene una soberana guerra, señores!”, amenazó. El siguiente paso está claro: “Para llegar a una intervención extrajera, tenemos que pasar esta etapa”.

El diputado hizo los señalamientos en un discurso que impartió en la Florida International University (FIU), casa de estudios ubicada en Miami, el pasado 5 de julio.

Este es un resumen de su discurso. Al final, dejamos el discurso completo.

“Nosotros no podemos dejar que llegue al 30 de julio sin que, en este país, haya una paralización absoluta de la vida cotidiana de la gente. Empresa que no se pare, ¡que sus trabajadores no vayan!”, dijo Requesens. “Y si los trabajadores quieren ir a trabajar en su empresa, ¡estará todo trancado y no llegarán!”.

“El 16 de julio quedan 14 días para la Constituyente, y ya no hay más nada que perder”, explicó.

“¡Vamos a darle al gobierno una guerra!”

“Lamentablemente el gobierno nos está llevando a una guerra”, dijo el diputado. “Si el gobierno quiere una guerra, ¡vamos a dársela! ¡Vamos a paralizar Venezuela!“. Indicó que un señor le preguntó qué pasaría si paralizan el país e igual el gobierno hace la Constituyente. “Si eso pasa en este país, ¡se viene una soberana guerra, señores!”, le respondió Requesens.

El señor le insistió a Requesens en que tienen que haber un “plan B”.

―¿Cuál es el plan B? ―le preguntó Requesens.
―Bueno, ¡que nos invadan! ―respondió el señor.
―Eso es atrevido ―respondió Requesens―. Pero, para llegar a una intervención extrajera, tenemos que pasar esta etapa. ¡Eso es claro! ―dijo Requesens en referencia a la llamada “hora cero”.

“Si nosotros logramos generar el clima de ingobernabilidad que tenemos que llegar, le torcemos las patas a la dictadura”, acotó el diputado.

Plebiscito busca “efecto detonante para paralizar el país”

Para lograr el clima de ingobernabilidad, Requesens explicó que usarán el “plebiscito” como detonante. Señaló que, con marchas,nunca podrían lograr convocar a la gran cantidad de personas que sí se lograrían convocar en una consulta electoral. Inicialmente, él no estaba convencido de que el plebiscito opositor del próximo 16 de julio fuera necesario, pero lo convencieron. “La consulta nos permite justificar, y más que justificar, lograr un efecto detonante y desencadenante de la paralización del país”, aseguró.

Recordó que las tres preguntas del “plebiscito” opositor serán:

- Está de acuerdo o no conque la ‘dictadura’ siga en el poder
- Está de acuerdo o no con la convocatoria a una Constituyente
- Está de acuerdo o no en que la Fuerza Armada Nacional ejerza el 350 y el 333 en el desconocimiento del gobierno, es decir, la legitimación de un golpe de Estado militar que derroque al Presidente Maduro.

“Lo importante es que convoquemos la hora cero y definitivamente paralicemos Venezuela”, señaló Requesens. “Necesitamos garantizar mecanismos de dotación de insumos, de alimentos, escenarios en el que el gobierno tumbe las comunicaciones. ¡Todo eso puede pasar el día que nosotros decretemos la Hora Cero! Necesitamos estar preparados para que la gente tenga comor replegarse y volver a salir”, dijo.

Traiciones planificadas

En su discurso, reconoció que parte de su plan incluía tener el apoyo de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, lo que había sido muy difícil de asimilar por sectores dentro de la oposición, en particular por Lilian Tintori y Voluntad Popular, debido a que Ortega fue la fiscal que logró condenar a su esposo, el dirigente opositor Leopoldo López.

Requesens también explicó que el plan opositor también incluye la colocación de personas para presionar a puestos claves del chavismo y lograr que traicionaran al Presidente Nicolás Maduro, lo que, según Requesens, ha dado buenos resultados.

El diputado opositor también justificó el que personas desde sus edificios disparen contra efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y contra los llamados “colectivos”, alegando que están haciendo uso del derecho a la defensa, lo que ya ha ocasionado la muerte de varias personas, incluyendo una militante opositora en Táchira y un efectivo de la GNB en San Antonio de los Altos.