Este domingo culminó el “Encuentro de Solidaridad con el Movimiento Comunero de Simón Planas” en el que participaron alrededor de 600 personas pertenecientes a más de 50 organizaciones de diferentes rincones del país, donde se ratificó que el rumbo estratégico del movimiento revolucionario chavista apunta a la construcción del Estado Comunal, y en ese camino, se precisaron tareas indispensables como la conquista de la soberanía alimentaria o la constitución de las Ciudades Comunales Socialistas para poder dar el salto hacia la Confederación Comunal.

Durante el día sábado se desarrollaron mesas de trabajo que permitieron analizar colectivamente cuáles son las características del momento actual que enfrenta la Revolución Bolivariana y cómo el movimiento comunero en articulación con las otras formas de organización, tanto rurales como urbanas, pueden darle respuesta a estas circunstancias.

Entre los primeros acuerdos que emergieron de esas jornadas de trabajo, está el compromiso de que ahora es El Maizal quien irá a conocer en el territorio el trabajo que despliegan las otras Comunas y organizaciones, avanzando así en un proceso de articulación que permita ir construyendo la economía comunal como respuesta a las dinámicas económicas actuales, aún dominadas por principios capitalistas.

Ángel Prado, constituyentista y vocero principal de la Comuna El Maizal, planteaba la necesidad de avanzar en la industrialización comunal para que sea el Poder Popular organizado quien no solo produzca, sino que también procese y distribuya los alimentos, ya que actualmente la producción debe ser entregada a intermediarios públicos o privados, que en última instancia no garantizan “que la gente en Caracas o Barquisimeto se coma la arepa de maíz cosechado en La Comuna”.

Desde la Comuna José Antonio Anzoategui, asentada en el oriente del país, indicaron que durante el año 2016 entregaron a los silos de Agropatria casi 500 toneladas de maíz, lo que representaba el 75% de su producción, “pero luego veíamos salir durante la noche esa producción en camiones a destinos inciertos, mientras nuestras comunidades tenían que comprar la harina a precio de bachaqueo”, indicó el vocero de la Comuna. Así mismo continuó: “A las instituciones no solo le hemos confiado nuestra producción, sino también nuestras esperanzas nuestros sueños y funcionarios inescrupulosos han terminado traicionándonos”, y en ese sentido esta Comuna exige la transferencia tanto de los silos como de la planta procesadora de maíz de Agropatria.

Como parte del intercambio de experiencias también se destacaron los esfuerzos que realizan desde diferentes redes solidarias de distribución como: Pueblo a Pueblo, la Alpargata Solidaria o el SACO (Sistema de Producción y Abastecimiento Comunal), ejercicio mediante el cual se excluyen a los intermediarios y especuladores, llevando la producción directamente del campo a los y las consumidores, quienes a su vez también pueden introducir en este intercambio los bienes o servicios que produzcan.

La noche del sábado concluyó con la presentación de diferentes cultores populares, entre ellos Amaranta Pérez acompañada por un coro de niños y niñas que asistieron a la actividad y en tiempo récord, ensamblaron su puesta en escena. También participaron grupos de danzas locales quienes al golpe del Tamunangue y otros ritmos de tambor, pasearon a los y las presentes por el pasado de esclavización del hombre y la mujer negra, así como sus luchas por ser libres. El merengue campesino y el hip hop también sonaron en tarima, expresión de la diversidad que compone el movimiento popular chavista.

Respaldo al presidente Nicolás Maduro en las próximas elecciones

El domingo cerró la jornada de solidaridad con una movilización que recorrió el pueblo de Sarare hasta llegar a la Plaza Bolívar donde voceros y voceras de diferentes organizaciones tomaron el derecho de palabra para hacer un balance y proyección de lo que se viene en el terreno organizativo y también electoral.

Allí las diferentes vocerías ratificaron el apoyo al presidente Nicolás Maduro para las próximas elecciones del 22 de abril, reconociendo que su liderazgo representa la unidad del chavismo ante la arremetida actual del imperialismo norteamericano que no reconoce la institucionalidad venezolana e insiste en la teoría del estado fallido para justificar una intervención política, económica, diplomática, sin negar la posibilidad militar, con el objetivo de desarticular y desaparecer a la Revolución Bolivariana.

Los partidos Patria Para Todos (PPT) y el Partido Comunista de Venezuela (PCV), cuyos principales representantes han sostenido recientemente reuniones con el presidente Maduro, también ratificaron el respaldo a su candidatura, no sin antes solicitar que sean atendidos algunos casos como los de Ángel Prado en Simón Planas (Lara) y Regulo Reina en Libertador (Monagas), quienes fueron electos alcaldes en las votaciones del pasado 10 de diciembre, sin embargo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) proclamó burgomaestre a otros candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en esos territorios.

En el meeting de cierre Ángel Prado reafirmó la necesidad de constituir a Simón Planas en un Distrito Motor de Desarrollo Agroindustrial, propuesta hecha por el comandante Chávez en una de sus visitas a La Carucieña, donde pedía que el pueblo se organizara en Comuna y el gobierno garantizaba los recursos, acción que permitiría proclamar la soberanía alimentaria en esta región larense en al menos 15 rubros alimenticios.

 

(tatuytv.org) - [DECLARACIÓN] Encuentro en Solidaridad con el Movimiento Comunero de Simón Planas

El segundo día de actividades en el marco del Encuentro de Solidaridad con el Movimiento Comunero de Simón Planas inició con un desayuno 100% producido en la Comuna El Maizal: guayoyito y arepas de maíz pilado acompañadas de suero y queso de mano, brindaron las energías necesarias para comenzar el debate sobre los retos que afronta hoy por hoy el movimiento comunero y las posibles vías para superar los obstáculos identificados.

Ángel Prado, constituyentista y principal vocero de la Comuna El Maizal, ofreció unas palabras al inicio de la jornada en las que agradeció a la diferentes organizaciones sociales las expresiones de respaldo con el movimiento comunero simonplanense, quien ha sido víctima de atropellos por parte del poder constituido, expresado recientemente en las acciones de la Alcaldía municipal, que bajo el mando de Jean Ortiz, miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), viene arrojando los desechos solidos recolectados por los camiones de basura, en los predios de la Comuna El Maizal, generando incendios que han arrasado numerosas hectáreas de los potreros dedicados a la cría de ganado.

“Cuando hubo el anuncio de las próximas elecciones presidenciales creímos que iba a haber cierta armonía con algunas instituciones del Estado, pero lo que recibimos fue un vertedero de basura en estas tierras, nos quemaron toda el área de ganadería y por ahí andamos pariendo para que no se nos muera el ganado, y no se va a morir y vamos a seguir produciendo, no nos vamos a rendir y menos con el acompañamiento de ustedes”, reflexionó Prado sobre esta situación de hostigamiento contra El Maizal.

Sobre el horizonte estratégico del movimiento popular venezolano, Prado planteó que ante la “ausencia física del comandante Chávez, nos toca a nosotros darle respuestas al cómo profundizar en el tema de asumir responsabilidades como movimiento popular del país y ahí hay un tema central, la producción, nosotros podemos pasar la vida de reunión en reunión, en una universidad, ir a marcha todos los días, pero si no nos dedicamos a algo estratégico para la vida, para las organizaciones, como lo es el asumir los medios de producción, el asumir la industrialización comunal, no podremos conquistar nuestra soberanía alimentaria”.

Al respecto, el comunero Prado aseguro que no debe haber complejos en relación al reto de la industrialización y señaló que es el camino para acabar con los intermediarios, tanto privados como aquellos que usufructúan las herramientas del Estado para ponerlas al servicio de la especulación, “hasta cuando nosotros vamos a ser esclavos del intermediario, que se ha convertido en el bachaquero más poderoso del país, que espera que el pueblo madrugue todos los días para producir soportando un palo de sol, y viene el intermediario simplemente a recoger la producción”, señaló Ángel.

El líder comunero aseguró que en las crisis es verdaderamente donde se ponen a prueba las capacidades del autogobierno de las organizaciones populares, y que en El Maizal se vienen haciendo grandes esfuerzos, logrando durante el 2017 elevar la producción de maíz blanco a 4mil toneladas métricas, “a veces nosotros mismo no valoramos lo que tenemos porque no nos damos cuenta, porque todos los días estamos en esa dinámica de participación, de construcción diaria y uno tiende a subestimarse, o a desanimarse y no se da cuenta del valor del trabajo que hacen hombres y mujeres todos los días, desde las 3 de la mañana cuando empieza el ordeño hasta las 11 ó 12 de la noche cuando cierran las oficinas de administración”, reflexionó Prado.

El vocero de El Maizal cuestionó la lógica que se viene imponiendo desde la institucionalidad donde se pone en tela de juicio las capacidades de La Comuna: “En este momento donde la Ley de tierras esta congelada, donde hay en ejecución políticas de devolver empresas recuperadas por el Estado al sector privado, porque supuestamente es el único que puede producir, porque supuestamente es el único que puede gerenciar, bueno, pues tenemos que ejercer el autogobierno, reconquistar los medios de producción, industrializar nuestra producción, y una de las cosas más importante: garantizar la justa distribución de esa producción, de lo contrario seguiremos siendo esclavos del capitalismo y de las elites”.

En ese sentido Ángel Prado indicó dos cosas: “Nosotros somos agricultores y nuestra cultura es el trabajo, desde el más niño hasta el más adulto se dedica al tema productivo”; y en segundo termino hizo un llamado “a las organizaciones rurales y urbanas, a cuestionarnos como entramos en una dinámica de producción, una dinámica de industrialización y distribución de los alimentos”.

Continúa Prado: “Un reto que tiene el movimiento popular en este país es la soberanía alimentaria, ya se le dio bastante responsabilidad a instituciones del Estado y ¿Cómo nos dejaron CVAL, Pedro Camejo, Agropatria?, Lo dejaron en el suelo, y el Maizal en medio de una crisis económica y política en este país, el año pasado aumento la producción de maíz, pariendo, pero lo hicimos”, respondió este comunero sobre la tendencia a subestimar las capacidades del Poder Popular organizado, matriz que ha sido utilizada para entregarle empresas y espacios estratégicos para la nación al sector privado.

Sobre las dinámicas a las que responden los capitales privados, Ángel Prado ofreció el siguiente ejemplo: “debemos aceptar que lamentablemente nosotros hemos producido excedentes que han ido a parar a mano del reformismo, de los vagabundos que comercializan con los alimentos y se llevan el maíz para transformarlo en ron y exportarlo a otros países, esa es comida, eso es esfuerzo del pueblo, por lo tanto esas prácticas hay que erradicarlas”.

Ángel plantea que la solución a estas problemáticas pasa por generar la economía comunal “y la base de esa economía debe ser desde la producción de alimentos, porque es garantizar la vida del ser humano, como dijo Chávez es defender la patria desde la soberanía agroalimentaria”. En ese sentido hizo un exhorto a las organizaciones de las ciudades para dar un salto organizativo en conjunto, para avanzar en la industrialización comunal y poder garantizar que los excedentes lleguen a las grandes ciudades como Barquisimeto o Caracas a precios justos.

“Nosotros en diciembre intentamos asumir una institución del Estado que nos ha estorbado demasiado para el avance del Poder Popular aquí (en el municipio Sarare del estado Lara), tuvimos la fuerza política para demostrar que somos la gran mayoría y que tuvimos la razón al convocarnos, pero bueno nos hicieron una estafa, creyendo que íbamos a desmoralizarnos, ya que nos robaron esa instancia (la alcaldía del municipio) pues ahora vamos hacia la Ciudad Comunal y en eso estamos empeñados, en crear el distrito motor para el desarrollo agrícola, podrán decir mil calumnias sobre Simón Planas, pero el que venga para acá podrá ver que aquí lo que hay es trabajo, que aquí hay que comer, que aquí hay organización, hay pueblo, hay chavismo y hay revolución pa´ rato”, remató el líder comunero.

DW2V7lHWsAI4-9o

https://pbs.twimg.com/media/DW1h5trWkAAX5OS.jpg

https://pbs.twimg.com/media/DW1h997X4AMf2Bm.jpg

https://pbs.twimg.com/media/DW5iNBqVAAAQ-Gl.jpg

 

Declaración:

Nosotros y nosotras, pueblo chavista, comuneros y comuneras, campesinos y campesinas, militantes de la revolución bolivariana, nos hemos reunido estos días en la Comuna Socialista El Maizal en primer lugar porque somos solidarios con sus luchas, porque nos reconocemos en ellas, porque las sentimos nuestras; porque consideramos una cuestión de principios que se respete la voluntad del pueblo de Simón Planas, expresada el 10 de diciembre de 2017, con la elección del compañero Ángel Prado como alcalde.

Esa voluntad ha sido irrespetada. Pero eso no nos amilana. No será el primer revés que sufra el pueblo revolucionario, como tampoco será la última victoria: porque tarde o temprano el pueblo comunero ocupará la alcaldía de Simón Planas, y la pondrá al servicio de todos y todas.

Pero queremos reafirmarlo, una vez más: entendemos perfectamente que la lucha del pueblo de Simón Planas va mucho más allá de una alcaldía. Aquí desde siempre ha estado en juego mucho más que una alcaldía. Los que no han entendido nada todavía son los que se acomodan en la vieja institucionalidad burguesa y mal-gobiernan para unos pocos.

Aquí lo que está en juego, fundamentalmente, es el destino de nuestra patria, hoy asediada brutalmente por poderes fácticos globales, de vocación imperial, y que se creen con derecho a repartirse el mundo a su antojo, sin importarles la voluntad de los pueblos. Lo que está en juego es el control de nuestros recursos. Y lo que está en juego también es un experimento político que, para los mismos poderes globales, resulta extremadamente inconveniente, por su carácter nacional, popular, revolucionario, anti-oligárquico.

Si tenemos que referirnos exclusivamente a lo que acontece en nuestro país, lo que está en juego es la necesidad de hacernos fuertes y permanecer unidos para mantener a raya y, eventualmente, derrotar, a los poderes políticos y económicos anti-nacionales que propician la quiebra del país, su asfixia económica, el padecimiento de las mayorías populares, la violencia y, más recientemente, llegan al extremo de invocar abiertamente la intervención militar extranjera.

Pero también está en juego la necesidad de hacernos fuertes para frenar el avance del reformismo, de quienes pretenden desandar el camino que anduvimos con Chávez, sobre todo en el campo económico. El momento histórico nos exige juntarnos, organizarnos, para ser capaces de reafirmar el horizonte radicalmente democrático, comunal y socialista de la revolución bolivariana.

Por eso estamos hoy aquí, en Simón Planas, manifestando nuestra solidaridad: porque creemos que esa es la apuesta estratégica del pueblo que ha decidido dar el paso a la construcción de la Ciudad Comunal; porque creemos que ese es el camino correcto; porque estamos convencidos de que lo que aquí está aconteciendo es un ejemplo a seguir para todos nosotros y nosotras. Porque aquí Chávez vive, y seguirá viviendo donde quiera que estemos. Porque pueden estar seguros de que seguiremos luchando.