Distintos movimientos sociales del mundo manifestaron este miércoles su solidaridad con el pueblo de Venezuela ante los ataques injerencistas que sostiene el Gobierno de Estados Unidos (EEUU), que lidera Donald Trump, contra la soberanía del país.

 

"Reafirmamos nuestro apoyo militante al pueblo venezolano, a la Revolución Bolivariana y al Gobierno Bolivariano encabezado por Nicolás Maduro", manifestó Ana Esther Ceceña, representante de la Red de Intelectuales Capítulo México, quien leyó la declaración final de la jornada de "Todos Somos Venezuela", que comenzó el lunes 5 de marzo en las instalaciones del Teatro Teresa Carreño, en Caracas, y contó con la presencia de representantes y líderes socialistas de Asia, África, América del Norte, América Latina y El Caribe.

En el referido documento, estos movimientos sociales rechazan los ataques que sostienen las fuerzas políticas y las grandes corporaciones estadounidense contra el Gobierno Bolivariano que lidera Nicolás Maduro.

"Pretenden derrocar el Gobierno legítimo de Venezuela, destruir el proyecto de democracia bolivariana y apropiarse de los recursos de la patria bolivariana. Denunciamos que esta operación contra Venezuela forma parte de una estrategia global de neocolonización de América Latina y El Caribe que busca imponer a nuestro pueblo una nueva era de vasallaje, de saqueo mediante la resurrección de la vergonzosa Doctrina Monroe".

También condenaron las amenazas de Trump de querer tomar acciones militares contra Venezuela que generarían una crisis humana, económica, ecológica y social en la región.

Del mismo modo repudiaron las sanciones que ha emitido EEUU y la Unión Europea (UE) para someter pueblo venezolano al golpear la economía del país.

Además, hicieron llamado a todo el mundo a respetar el diálogo entre venezolanos como único camino de encuentro y solución a los problemas.

"Reiteramos que solo el absoluto respeto a la soberanía de Venezuela, la no injerencia en los asuntos internos, el diálogo sincero, en los procesos electorales, con base a la legislación venezolana, pueden definir el camino para recuperar la convivencia política entre los venezolanos"

Por esta razón, celebraron que la Asamblea Nacional Constituyente convocará a elecciones presidenciales para el 20 de mayo de esta año, misma fecha en la que se realizará el proceso de elección de los miembros de los Concejos Legislativos estatales y los Concejos Municipales.

Igualmente, respaldaron la XV Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA – TPC) que se realizó este lunes en Caracas, en la que rechazaron que el Gobierno de Perú excluyera a Venezuela de la VIII Cumbre de las Américas que se efectuará el próximo mes de abril en la ciudad de Lima.

Advirtieron que los representantes políticos de EEUU buscarán presionar a Gobiernos latinoamericanos y caribeños para involucrarlos en operaciones contra Venezuela, por esta razón lamentaron que algunos líderes regionales cedan a estas presiones con la que ponen en peligro la unidad regional.

Sin embargo, recordaron que la Revolución Bolivariana cuenta con el apoyo de los pueblos del mundo por su importancia para la humanidad.

"La Revolución Bolivariana seguirá siendo un faro de esperanza para los pueblos del mundo en la búsqueda de un destino digno y justo para la humanidad", reza la declaración final de la jornada de solidaridad "Todos Somos Venezuela".

 

(mppre.gob.ve) - El mundo reafirma su solidaridad con el Gobierno Bolivariano y el pueblo de Venezuela

Como parte de la jornada mundial de solidaridad con el Gobierno Bolivariano, denominada Todos Somos Venezuela, delegaciones de diversas latitudes del mundo se concentraron por sectores en los espacios abiertos del Teatro Teresa Carreño en Caracas, para mostrar su apoyo y respaldo al pueblo venezolano.

La tarde de este martes, distintos países representados en más de 200 delegadas y delegados conformadas por intelectuales, mujeres, jóvenes y movimientos sociales dejaron claro su apoyo al país. ¡Venezuela no está sola! fue el mensaje que reiteraron estos amigos en el mundo, ante las acciones desmedidas del imperio norteamericano.

De igual forma en estos espacios se llevaron a cabo mesas de trabajo, tales como: Mesa de las Mujeres y los Jóvenes, en la cual participó la ministra del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, Blanca Rosa Eekhout; Mesa de Trabajadores y Trabajadoras, con la participación del ministro del Poder Popular para el Trabajo, Néstor Ovalles y el Constituyente Jacobo Torres; así como la Mesa de Intelectuales y Comunicadores, en la que estuvo al frente el ministro del Poder popular para la Cultura, Ernesto Villegas.

En cada uno de estos grupos de trabajo los distintos representantes expusieron los logros en cada sector del Gobierno Bolivariano en beneficio del pueblo venezolano, de igual forma cada punto de debate sectorial se convirtió en un intercambio de saberes con los representantes internacionales.

Durante la actividad los invitados también reafirmaron su rechazo a los ataques en contra de Venezuela, al tiempo que denunciaron que se trata de una estrategia del imperialismo que no solo afecta a esta Nación, sino que está dirigida hacia varios países de América Latina y El Caribe.

todos-somos-venezuela-imagen

Declaración de Caracas, Todos Somos Venezuela

Nosotros y nosotras, ciudadanos y ciudadanas de distintos países, movimientos y organizaciones sociales, partidos políticos, mujeres, jóvenes, trabajadores y trabajadoras, creadores e intelectuales, campesinos y campesinas, religiosos y religiosas, reunidos en Caracas los días 5, 6 y 7 de marzo de 2018, reafirmamos nuestra solidaridad y apoyo militante al pueblo venezolano, a la Revolución Bolivariana y a su Gobierno popular, encabezado por el compañero Nicolás Maduro Moros.

Repudiamos enérgicamente la gravísima escalada de agresiones contra la democracia y la soberanía de Venezuela por parte del Gobierno guerrerista de Donald Trump, los poderes corporativos globales y el aparato industrial militar del imperialismo estadounidense, que pretenden derrocar al Gobierno legítimo de Venezuela, destruir el proyecto de democracia bolivariana y apropiarse de los recursos de la patria venezolana.

Denunciamos que esta operación contra Venezuela forma parte de una estrategia global de neocolonización de América Latina y el Caribe, que busca imponer a nuestros pueblos una nueva era de vasallaje y saqueo, mediante la resurrección de la vergonzosa Doctrina Monroe, plan que ya está en marcha en varios países del continente.

Repudiamos la amenaza de Donald Trump de una potencial intervención militar en Venezuela y alertamos que dicha declaración no es mera charlatanería. La opción militar contra la Revolución Bolivariana se encuentra dentro la estrategia y la doctrina geopolítica estadounidense para el siglo XXI. El mundo debe saber que una agresión militar a Venezuela provocaría en la región una crisis de dimensiones históricas y de incuantificables e impredecibles efectos humanos, económicos y ecológicos.

Advertimos al imperialismo y a las élites lacayas que le hacen el juego: ¡los pueblos de América Latina, el Caribe y el mundo jamás permitirán que Venezuela sea tocada por la ambición de la bota militar estadounidense! Si en su obsesión demencial, los halcones de Washington se atreven a agredirla, la Patria de Simón Bolívar, como hace más de 200 años, será nuevamente la tumba de un imperio.

Denunciamos la descarada presión del imperio estadounidense sobre gobiernos de la región para involucrarlos en operaciones políticas, diplomáticas, e incluso militares, contra la República Bolivariana de Venezuela. Con esta acción, se busca
destruir la integración regional, y abolir de facto el principio de la carta fundacional de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe que declara a la región como una zona de paz.

Rechazamos la actitud vergonzosa y anti histórica de Gobiernos de la región que se han postrado a la política de Washington, mediante la creación de instancias ilegales y espurias como el denominado Grupo de Lima. Las bochornosas élites regionales que hoy encabezan el saqueo a sus pueblos, entregan la soberanía a las transnacionales, incrementan la pobreza, la desigualdad y violan los derechos humanos, carecen de toda autoridad moral y política para cuestionar la democracia venezolana.

Rechazamos las unilaterales e ilegales sanciones del Gobierno de EE.UU y la Unión Europea contra el pueblo venezolano, que pretenden destruir su economía y doblegar su voluntad democrática. Los bloqueos y sanciones son crímenes de lesa humanidad infringidos por el sistema capitalista internacional, y están golpeando duramente al pueblo venezolano al sabotear los procesos productivos, financieros y comerciales, impidiéndole el acceso a alimentos, medicinas y bienes esenciales.

Repudiamos el perverso sabotaje de EE.UU al proceso de diálogo desarrollado en República Dominicana y reiteramos que sólo el absoluto respeto a la soberanía de Venezuela, la no injerencia en sus asuntos internos, el diálogo sincero y los procesos electorales con base en la legislación venezolana, pueden definir el camino para recuperar la convivencia política entre los venezolanos y venezolanas.

En ese sentido, saludamos la convocatoria a la elección presidencial, de legisladores regionales y concejales del próximo 20 de mayo, fruto de un acuerdo político con un sector de la oposición venezolana. En dicha elección, absolutamente constitucional y legítima, el pueblo venezolano de manera transparente y soberana, decidirá el rumbo de la patria.

Alertamos a los pueblos del mundo sobre la aviesa intención de desconocer los resultados de la elección del 20 de mayo por parte de Gobiernos e instancias internacionales que están involucrados directamente en la guerra contra Venezuela, y de acelerar las agresiones tras lo que -sin duda- será auténtica expresión democrática del pueblo venezolano.

Saludamos y apoyamos la Declaración de la Cumbre Presidencial de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América ALBA-TCP que rechaza de forma categórica la exclusión de Venezuela de la próxima Cumbre de las Américas, a realizarse en la ciudad de Lima, Perú; de la misma manera, respaldamos todas las acciones diplomáticas y políticas que realicen Gobiernos, países y pueblos para defender la pluralidad y la diversidad política en el continente y para resguardar la soberanía y la autodeterminación de los pueblos.

Reconocemos la heroica resistencia del pueblo venezolano frente a los embates de la agresión económica, el bloqueo financiero y todas las formas de sabotaje que está sufriendo Venezuela y apoyamos la estrategia económica, financiera, política y diplomática que está ejecutando el Gobierno Bolivariano y el Presidente Nicolás Maduro, para superar los problemas y para la construcción del modelo humanista del Socialismo Bolivariano.

Nos comprometemos a seguir dando la batalla por la verdad, la paz y la soberanía de Venezuela. Por ampliar los lazos de amistad, solidaridad y compromiso revolucionario y con el pueblo venezolano. Los pueblos del mundo, la conciencia de todos y todas las que luchan por las justas causas de la humanidad, acompañan en esta hora, y acompañarán siempre, a la Revolución Bolivariana, a su liderazgo y a su pueblo.

Estamos convencidos de que Venezuela sabrá superar mediante el diálogo, el respeto a la Constitución, y la indoblegable voluntad democrática de su pueblo, los problemas que la aquejan, y que la Revolución Bolivariana seguirá siendo un faro de esperanza para los pueblos del mundo, en la búsqueda de un destino digno y justo para la humanidad.

Al conmemorar los cinco años de la siembra del Comandante Hugo Chávez, líder histórico del pueblo venezolano, desde Caracas decimos al mundo: ¡Venezuela no está sola, todos y todas estamos con ella!

¡Todas y todos somos Venezuela!

¡Venceremos!

Caracas, 7 de marzo de 2018