Este jueves 26 de abril la senadora colombiana por el Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), Sandra Ramírez, visitó la comunidad 23 de Enero en Caracas, para entregar una ofrenda floral ante el monumento del guerrillero histórico Manuel Marulanda Vélez, quien fuera su compañero de vida sentimental.

La actividad fue convocada por diferentes organizaciones y movimientos sociales, para las dos de la tarde, en la Plaza Manuel Marulanda Vélez, ubicada en el sector La Cañada, de la Parroquia 23 de Enero, en Caracas, con el nombre de "Acto político por la defensa de la Revolución Bolivariana y el cumplimiento del Acuerdo de Paz en Colombia".

Entre los objetivos centrales de la actividad, se realizó una ofrenda floral en honor al líder insurgente colombiano, se expresó toda la solidaridad con el camarada Jesus Santrich preso y en huelga de hambre desde hace 20 dias, asi como también a los 600 prisioneros políticos prisioneros del Estado neogranadino y solicitar el cumplimiento del Acuerdo de Paz firmado en La Habana, Cuba, entre el Gobierno de Santos y las Farc. Asimismo, reivindicar la importancia de preservar la Revolución Bolivariana y de continuar luchando para convertir al continente en una Zona de Paz con Justicia Social.

De parte de los fundadores de la emblemática plaza, integrantes de la Coordinadora Simón Bolívar, se presentó una reseña sobre la historia del lugar y de la construcción de la efigie, en palabras que se escucharon en la voz del camarada Juan Contreras. Posteriormente intervino la senadora Sandra Ramirez quien participó luego en un foro en la Radio Al Son Del 23, donde intercambio con la comunidad de la Parroquia 23 de Enero.

Cuentan que un viajero llegó un día a Caracas al anochecer, y sin sacudirse el polvo del camino, no preguntó donde se comía ni se dormía, sino cómo se iba a donde estaba la estatua de Bolívar. Y cuentan que el viajero, solo con los árboles altos y olorosos de la plaza, lloraba frente a la estatua, que parecía que se movía, como un padre cuando se le acerca un hijo. El viajero hizo bien, porque todos los americanos deben querer a Bolívar como a un padre. A Bolívar, y a todos los que pelearon como él porque la América fuese del hombre americano. A todos: al héroe famoso, y al último soldado, que es un héroe desconocido. Hasta hermosos de cuerpo se vuelven los hombres que pelean por ver libre a su patria.

Emulando al Prócer Cubano José Martí, la camarada Sandra Ramirez visitó el Cuartel de la Montaña donde reposan los restos del Comandante Hugo Chávez y luego se dirigió al sector de La Cañada para rendir honores ante el busto del comandante Manuel Marulanda Velez.

Con esta actividad promovida por la organizacione sociales del campo popular venezolano, se selló el recibimiento y el intercambio con la senadora Sandra Ramirez militante de FARC.

En la plaza Manuel Marulanda Vélez

En la sede de la Coordinadora Simón Bolívar

Iniciando el foro