Se suma así a las ediciones impresas que aparecen en Argentina, Uruguay, Cuba, Perú, y Estados Unidos, y a la estructura digital que tiene entre sus puntos centrales el Diario Digital de Urgencia, una actualización cada 24 horas de las principales informaciones y análisis de lo que sucede en el mundo que le llega a cientos de miles de lectores y lectoras.

El regreso de RL a nuestro país ocurre en un momento donde la disputa comunicacional es medular, una de las principales armas de esta guerra en la que nos encontramos inmersos, batallando para no retroceder y continuar el avance histórico que nos propusimos alcanzar con la revolución. Sabemos que sin herramientas comunicacionales difícilmente podremos dar la lucha por el sentido, la información veraz, la nuestra, la de los pueblos.

El enemigo se despliega de manera integral y así también debemos hacerlo. Cada instrumento de comunicación cumple un rol distinto: redes sociales, radios, televisoras, libros, folletos. El periódico impreso tiene tareas centrales, como son, por ejemplo, funcionar como herramienta de formación política, llegar a sitios, a compañeros y compañeras, que no tienen acceso fácilmente a redes sociales, a internet, a teléfonos de última tecnología.

En épocas de batallas debemos ampliar y renovar las armas. Esto es un paso en ese sentido, un regreso a las calles de Venezuela gracias al trabajo y esfuerzo de RL internacional, y de quienes lo impulsan en Venezuela, como son la Fundación Pakito Arriaran, la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, y Editorial Trinchera, junto a otras organizaciones y movimientos aliados. Aquí se libra hoy la disputa central contra el imperialismo en el continente, dónde los ojos de América Latina, los movimientos revolucionarios están puestos. Para esa batalla regresa RL en las calles. A leer, debatir, informar, combatir con la palabra y la acción.

Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora / Fundación Pakito Arriaran / Editorial Trinchera