El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, sostuvo este viernes a sus llegada a Venezuela, que los gobiernos que apoyan a los Estados Unidos (EEUU), quedaron "nocaut" en la 73º Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

 "Todos los gobiernos satélites del imperialismo norteamericano quedaron haciendo cuicui, quedaron en la lona, nocaut, todos los gobiernos satélites del imperialismo, todos los gobiernos de la derecha quedaron nocaut, en la ONU, expresó.



Por otra parte subrayó que estos gobiernos de derecha, solo tienen que repetir el guion del imperio, "es lo único que ellos tienen, gobiernos satélites de la oligarquía, de la derecha" además, mencionó que los mismos no representan la dignidad de los pueblos latinoamericanos que ellos gobiernan, tampoco la historia de esos pueblos.



Informó que la jornada de la nación venezolana en la ONU, fue muy exitosa, pues con su voz se levantó una protesta contra las guerras, la opresión y la injusticia.



Diálogos de Paz



Igualmente ratificó una vez más su disposición a dialogar con el presidente de Estados Unidos Donald Trump, en el marco de la diplomacia Bolivariana de paz.



"Por ahí se dio un debate en estas 48 horas, el miércoles, jueves y viernes, si nos íbamos a reunir el presidente Trump y yo. Yo dije lo que tenía que decir. Si algún día hubieran condiciones para una reunión entre el presidente Donald Trump y mi persona, yo estaría listo, donde sea, cuando sea, tender mi mano y hablar", manifestó a su llegada de Nueva York tras su participación en la 73º Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.



"Si eso se diera, muchas cosas cambiarían. Sería muy positivo el gesto y la posibilidad de una reunión. Es mi respuesta. Hoy venía volando y me dicen que el presidente de EEUU volvió a nombrarme y mi respuesta es esa. Yo tengo la valentía, el coraje para reunirme, saludarlo con respeto y establecer un diálogo de altura. Si llegara esa oportunidad no la perdería", expresó desde Maiquetía, estado Vargas.



En su alocución, transmitida por VTV, Maduro destacó que hoy Venezuela tiene una voz fuerte y respetada dentro de la geopolítica internacional y bajo un nuevo concepto del mundo multipolar que nadie podrá detener, una voz que le da la fortaleza para denunciar los crímenes imperiales, así como para establecer diálogo, en el marco de la diplomacia de paz, con los pueblos que tiendan la mano al país.



Precisó que esa voz, que se escuchó en la ONU, responde a una visión geopolítica que la Revolución Bolivariana promueve desde la llegada del Comandante, Hugo Chávez.



"Venezuela ha llevado su política, su fuerza, su estrategia y visión geopolítica, porque tenemos, con el proyecto Bolivariano fundado por el Comandante Chávez, una visión geopolítica que nunca jamás en Venezuela se había tenido. En Venezuela, política internacional cuando la oligarquía gobernó estaba subordinada a lo que decían en Washington", manifestó.



Indicó que a través de las relaciones bilaterales, Venezuela sostuvo reuniones con los países de mayor poder en el mundo y la región latinoamericana.



"Fue un viaje importante para la diplomacia bolivariana de paz que ha significado contacto con las delegaciones de 193 países", dijo.

 


Venezuela rechaza y califica de hostil resolución del Consejo de DDHH de la ONU

Venezuela -representada por el embajador ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Jorge Valero- calificó de hostil la resolución aprobada este jueves por el Consejo de Derechos Humanos de ese organismo, en la cual se insta al Ejecutivo a aceptar "ayuda humanitaria" internacional para superar la dificultades que atraviesa la nación suramericana.



"Rechazamos en los términos más enérgicos el proyecto de resolución. Es una iniciativa que vulnera los principios del derecho internacional, como lo son el respeto a la soberanía y la no injerencia en asuntos internos de los Estados, igualmente vulnera los pilares del multilateralismo como lo son el diálogo genuino y la cooperación", aseveró desde Ginebra, en Suiza.



El diplomático señaló que la medida, impulsada por gobiernos del denominado Grupo de Lima está sustentada en la falsa idea de una "crisis humanitaria", cuyo objetivo representa "el comienzo de una escalada intervencionista" para derrocar el gobierno constitucional del presidente de la República, Nicolás Maduro.



"Los gobiernos que promueven este proyecto han declarado abiertamente que buscan remover y derrocar el gobierno de Nicolás Maduro. Tenemos un pueblo que sufre por las medidas coercitivas unilaterales impuestas desde el exterior y que es amenazado con una intervención foránea que pretende establecer mecanismos de tutelate contra un país soberano", enfatizó.



Valero apuntó que "Venezuela es el país que más migrantes ha protegido", garantizándoles la protección de sus derechos fundamentales. En este sentido, apuntó que desde el extranjero se busca imponer "un formato que no es más que un grosero mecanismo de intervención".



Por otro lado, agregó que la migración de venezolanos al exterior se debe a la guerra económica, traducida en agresiones financieras y sanciones coercitivas contra el pueblo.

La resolución sobre Venezuela solicita a la Alta Comisionada de DDHH de la ONU, Michelle Bachelet, preparar un informe exhaustivo sobre la situación del país. En esta línea, la también expresidenta de Chile pidió al Ejecutivo permitir la visita de una delegación de investigadores a territorio venezolano.



Ante ello, el mandatario venezolano extendió una invitación formal a Bachelet para visitar Venezuela cuando lo considere pertinente. El Presidente Nicolás Maduro indicó que la Cancillería de la República está a la orden para realizar las coordinaciones respectivas, a fin de concretar la visita.