En rueda de prensa con medios nacionales y extranjeros, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, ofreció un balance de la gestión gubernamental e hizo denuncias que apuntan a la desestabilización del Gobierno Nacional por parte del gobierno de Estados Unidos y Colombia.

Durante su intervención en la rueda de prensa realizada en el Palacio de Miraflores, en Caracas, el Jefe de Estado señaló que los planes conspirativos contra su gobierno están enfocados en dos líneas como lo son esconder la verdad con respecto a Venezuela y acusar al Gobierno Nacional tildándolo de dictadura para así generar una espiral de desinformación, conspiración y complot que desencadene la desestabilización.

Esta espiral de desinformación ha estado acompañada por una campaña mediática internacional en la que 90 medios de comunicación de Estados Unidos -denunció el presidente Maduro- han publicado más de 4.142 noticias negativas sobre Venezuela.

“Intentaron asesinarme e imponer un gobierno de facto. Están buscando la intervención militar en Venezuela para imponer un consejo transitorio. Todos estos planes conspirativos están siendo organizados desde Estados Unidos por John Bolton quien es asesor de seguridad de Donald Trump”, dijo el Primer Mandatario.

Ante este panorama, el presidente Maduro aseguró que el magnicidio perpetrado en su contra el pasado mes de agosto fue planificado y supervisado desde Estados Unidos y puesto en marcha por Colombia, países que protegen a los responsables de este hecho y a quienes Venezuela les ha solicitado en reiteradas ocasiones la extradición de los autores intelectuales del magnicidio.

Como parte de estos planes conspirativos, Maduro denunció que en la actualidad se están entrenando a más de 700 mercenarios en el norte de Santander y en la base aérea de ptolemaica, cuyo objetivo es generar falsos positivos y simular ataques de fuerzas venezolanas uniformadas contra las unidades militares para así intensificar y justificar la escalada de violencia en la nación caribeña.

“El G8 es parte del plan de Bolton que está integrado por mercenarios que en cualquier momento ejecutarán acciones para desestabilizar el país y generar una escalada de la violencia”, manifestó.

El Primer Mandatario dijo tener información del entrenamiento de grupos de fuerza de comando en territorio estadounidense, quienes eventualmente se encargarían de una intervención en Venezuela, para lo cual también el gobierno estadounidense aumentó la partida secreta que está dirigida a desestabilizar la institucionalidad y al pueblo venezolano.

Frente a este contexto, Nicolás Maduro exhortó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) estar atenta a los hechos desestabilizadores que tienen como objetivo interrumpir la paz nacional y el gobierno democrático venezolano.

“La oposición del mundo cree que Venezuela no tiene quien la defienda. Que no se equivoquen nunca, porque le vamos a dar una lección de dignidad que no olvidarán en mil años, sea de donde sea”, aseveró.

Asimismo informó al país que dio orientaciones a la Cancillería venezolana para que cite al Encargado de Negocios de Estados Unidos para que pueda replantear sus funciones en Venezuela y cese la política intervencionista contra la Patria de Bolívar.

El Jefe de Estado no descartó iniciar relaciones formales de respeto con el gobierno de Estados Unidos para intensificar el diálogo y la paz entre ambas naciones.

“La base de una sociedad civilizada es el dialogo diverso, la paz. Ratifico mi llamado al diálogo fructífero”, expresó.

En materia económica, Nicolás Maduro indicó que para el año 2019 fue creado un fondo de inversión por 1.000 millones de dólares para incrementar la producción de petróleo. Asimismo, ratificó que se han destinado 5 mil millones de dólares para “adecuar las instalaciones petroleras y dar un salto en la producción global” del país y elevar la producción de Rusia en los campos petroleros venezolanos a 1 millón de barriles diarios el próximo año.

 

(Correo del Orinoco) - Presidente Maduro denunció que John Bolton pretende llenar de violencia a Venezuela

El presidente de la República, Nicolás Maduro, denunció este miércoles que el asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, John Bolton pretende llenar de violencia a Venezuela.

Desde el Palacio de Miraflores, el jefe de Estado afirmó que ha sido asignado el señor John Bolton como el jefe del plan de complot para llenar de violencia a Venezuela, atentar contra su persona y buscar una intervención extranjera para formar así un consejo de gobierno transitorio.

“John Bolton habla de un plan que ya está en desarrollo para asesinarme, Jonh Bolton es el jefe del Plan Venezuela, prepara varios lugares donde se están entrenando fuerzas mercenarias y paramilitares junto a Colombia”, expresó el mandatario en rueda de prensa con medios nacionales e internacionales.

En ese sentido, denunció que el Gobierno de Colombia de Iván Duque, es cómplice del plan de Bolton, que a su juicio, tiene como principal fin traer violencia al país, mediante una intervención militar extrajera y posteriormente un golpe de Estado.

“Son muchos planes, a Jonh Bolton lo llaman en los pasillos de la Casa Blanca, Mr president, porque el dice que puede decidir por su cuenta todo lo que haya que decidir, y en el caso de Venezuela, dice que el va a derrocar al Gobierno y mantiene contacto y comunicación con sectores de la derecha golpista venezolana, ha convertido a Colombia en la base de operaciones de estos planes llenos de odio, que vamos a derrotar”, subrayó.

Por ello, denunció que en el norte de Santander (Colombia) se esta entrenando actualmente un grupo paramilitar llamado el G8, que es parte del plan del asesor de seguridad del presidente de EEUU, para hacer ataques a unidades militares venezolanas en la frontera.

Ante ese panorama, llamó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), a estar alerta y preparada para garantizar la estabilidad, la integridad y la paz de la nación ante cualquier amenaza extrajera.