Koldo Durreit

Seguiremos haciendo futuro

Josu Urrutikoetxea
Koldo Durreit

La detención de Iosu Urrutikoetxea nos recuerda por enésima vez que los que niegan la existencia de Euskal Herria no tienen la más mínima intención de poner sobre la mesa otros argumentos que no sean la represión, la venganza y el seguir anclados a una situación del pasado que, según ellos mismos demuestran, les sigue dando dividendos Ebro abajo en esa pugna partidista que mantienen y que muestra todos los déficits democráticos que arrastra el Estado heredero del franquismo.

Homenaje a Angel Aldana, un amigo, un camarada, responsable de muchas preguntas

Angelin Aldana
Koldo Durreit

Que difícil se nos hace comprender las ausencias, sobre todo aquellas que marcaron nuestras vidas. Basta con una fecha en el implacable calendario para que nuestros sentimientos quieran imponerse a la razón que aún nos mantiene en los límites de la cordura. Cómo me gustaría ser tan suficientemente libre para poder compartir siquiera con nuestras sombras los instantes que guardamos en lo más escondido de nuestros recuerdos.

Canarias, el portaviones de la OTAN

Soldados de la OTAN en maniobras
Koldo Durreit

Cuando el 12 de marzo de 1986 el pueblo canario le asestó en referéndum un NO rotundo a la integración del Estado español en la OTAN sabía lo que se le venía encima y por ello el rechazo fue casi unánime en todo el territorio del archipiélago. El 59% de los votantes fueron muy conscientes que la posición geoestratégica de Canarias supondría de hecho que su país se convirtiera en una especie de portaviones desde donde los ejércitos del capitalismo mundial controlarían y agredirían a los pueblos del Tercer Mundo, especialmente a África.

Canarias, una colonia española en aguas africanas

Descolonización e independencia
Koldo Durreit

Durante mucho tiempo, hablar de Canarias era sinónimo de turismo, de sol y de playas a donde iban a vacacionar numerosos extranjeros o donde iban de viaje de novios los recién casados. Que había muchos militares allí y que tenían un Carnaval muy bonito. También sabíamos que los plátanos de nuestras meriendas llegaban de Canarias y que había un volcán llamado Teide que era además una de las más altas montañas del Estado español, aunque ya estaba apagado.