Iñaki Egaña

Violencia poligonera

Escaparate de Zara en el Centro completamente roto tras los disturbios. Javi Colmenero
Iñaki Egaña

Los violentos no políticos pertenecen a la cultura del posmodernismo, de la moda y del hedonismo. Nada que ver con planteamientos políticos subversivos del sistema.

Morlans

Memorial Plaza Urbina en Morlans
Iñaki Egaña

El nombre de Morlans quedó en el inconsciente colectivo de la ciudad, como el reflejo de una tragedia y uno de los iconos del conflicto. Lo que hoy se llama patrimonio inmaterial

Virus nacionalista

Nacionalismo
Iñaki Egaña

No fueron los viajeros y los ecos siempre hirientes. Aunque hay que señalar que cuando provenían del sur, en general las criticas eran implacables

De Kamploos a Iruñea

Fosas comunes
Iñaki Egaña

En los colegios y escuelas del franquismo, los abusos sexuales fueron tan comunes como en la mayoría de escenarios gestionados por la Iglesia católica en otras partes del planeta.

Marcianos en las Bardenas

Marcianos
Iñaki Egaña

El acierto de la campaña y su cartel ha sido sonado, cuando precisamente el espionaje de EEUU ha desclasificado documentación para decir que no hay pruebas de la existencia de extraterrestres pero que la posibilidad está presente.

Trato exquisito y tortura

CNI
Iñaki Egaña

¿Detener a abogados? Tranquilos, recibirán un trato exquisito. ¿Habrá más detenidos que los abogados? Los habrá. ¿Y el trato? Dependerá de si ratifican las imputaciones.

Juventud criminalizada

Policías
Iñaki Egaña

El juego policial ha entrado dentro de una dinámica nuevamente trumpista, la de marcar escenarios ficticios para modificar la percepción de la realidad.

Memorial

Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo
Iñaki Egaña

Ante mí se abre un salón lleno de espejos que multiplican los efectos. Es la sala de torturas. Una bañera en medio, una mesa camilla, unas pinzas de esas que se usan para cargar baterías.

En zona gris

Representación gráfica de "Un Mundo Feliz"
Iñaki Egaña

La constatación del ascenso del neofascismo y la reacción derechista, han provocado una especie de retirada de sectores de izquierdas a zonas donde el objetivo no es la transformación radical de la sociedad, sino la autocomplacencia.

Tirar la toalla

Médico cansado
Iñaki Egaña

Como en la negación de Judas al Cristo católico, Urkullu mintió por tres veces, en la comparación de los contagiados, de los fallecidos y de la administración de vacunas.