Nueva sentencia de Europa contra el estado español sobre el descuento de condenas a dos presos vascos

Movilización por la repatriación de los presos vascos a las puertas de Lannemezan
Naiz

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha vuelto a dictaminar que los tribunales españoles no vulneraron los derechos de Ismael Berasategi y Rufino Arriaga al no descontarles las condenas impuestas en el Estado francés, aunque como hizo en otra sentencia anterior, ha condenado otra vez al Estado español porque sufrieron «por lo menos una falta de seguridad jurídica».

El fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) se refiere a los recursos que interpusieron los presos Ismael Berasategi y Rufino Arriaga, que solicitaban que se les descontaran las condenas cumplidas en el Estado francés.

Al igual que en las dos sentencias que ha dictado en relación a este tema, Estrasburgo rechaza la demanda de los dos presos vascos, pero tal y como hizo con la resolución sobre Francisco Mujika, Santi Arrozpide y Alberto Plazaola, establece que Berasategi y Arriaga «han sufrido por lo menos una falta de seguridad jurídica» por el hecho de que el Tribunal Constitucional inadmitiera los recursos de amparo que interpusieron, en los que pedían que se les descontara la condena cumplida en el Estado francés.

«Las decisiones que condujeron parcialmente a la inadmisión de los recursos de amparo por no agotar las vías judiciales disponibles privaron a los demandantes del derecho de acceso a un tribunal», afirmó el fallo.

La Corte europea añade que el Tribunal Constitucional «reprochó» a los demandantes no haber presentado un incidente de nulidad ante el Supremo para que se volviera a examinar el caso.

Sobre el fondo del asunto, el TEDH vuelve a reiterar que no se vulneraron los derechos de estos dos presos al no descontarles las penas impuestas en el Estado francés y ha desestimado las indemnizaciones que solicitaron.

Sortu: «Pésima calidad de la democracia española»

Tras conocerse la decisión, EH Bildu ha remarcado «la condena al Estado español por negar la posibilidad de presos vascos de ejercer su derecho a la defensa e inadmitir injustamente sus recursos de amparo y acceso a una respuesta en justicia. El sistema a que se les somete es arbitrario y alejado de los estándares democráticos básicos».

«No es la primera vez que desde Europa llaman la atención al Estado español en el acceso de ciudadanos vascos a la justicia. Fue el caso de los procesados en Bateragune, condenándose al Estado por no proporcionarles un proceso imparcial, es el caso de las repetidas condenas por negarse a investigar las torturas...», recuerda.

Añade EH Bildu que «todas estas resoluciones deberían hacer reflexionar al Estado español sobre la calidad democrática que ofrece a la ciudadanía que vive y trabaja en su territorio. En el caso concreto, desnuda además una política penitenciaria de excepción, fundamentada en la arbitrariedad, en la venganza, que no tiene sentido en un sistema realmente democrático y que no es acorde con los tiempos que vivimos y con la salvaguarda de los derechos fundamentales que asisten al colectivo de presos vascos».

En un vídeo, el eurodiputado de EH Bildu Pernando Barrena destaca que esta «llamada de atención» debe servir para «abrir las puertas a una nueva política penitenciaria más acorde al tiempo que vivimos en Euskal Herria».

Sortu ha valorado este nuevo fallo subrayando que «el bajo nivel de calidad de la democracia española ha quedado nuevamente en evidencia ante la comunidad internacional».

Estima que «aunque la sentencia llega demasiado tarde para Berasategi y Arriaga al inhibirse el TDEH sobre los aspectos relacionados a la pena, el pronunciamiento evidencia una vez más la falta de garantías procesales que en la práctica ofrece el sistema judicial española señalando que ambos presos ‘han sufrido por lo menos una falta de seguridad jurídica’».

«Son habituales los tirones de orejas de Estrasburgo al Estado español por no respetar las garantías procesales», subraya Sortu, que recuerda las siete condenas europeas por no investigar torturas o la aceptación de que los castigados por el «caso Bateragune» no tuvieron un juicio justo.

Fuente
https://www.naiz.eus
Categoria